Quantcast

Los trucos para hacer una bechamel sin grumos

La salsa de bechamel es unas de las más deliciosas salsas que puedes preparar en tu cocina y disfrutarla con tu plato favorito. Esta la puedes disfrutar en tus croquetas, lasaña, canelones o en tus espinacas, siempre estos platillos cuentan con esta rica salsa como uno de sus ingredientes principales.

Aprenderás como preparar tu salsa bechamel sin ningún problema utilizando un ingredientes super sencillo de ubicar y para que esta te quede perfecta sin grumo. Es muy sencillo de lo que parece, para estos tienes que seguir una serie de pasos para tener tu bechamel perfecta, disfrutarla en el momento que desees.

Además, esta salsa es la base o el comiendo de otras salsas como la Aurora o la Mornay, que también la puedes aprender a preparar cuando desees. 

Ingredientes para preparar tu salsa de bechamel

bechamel

Los ingredientes utilizados para preparar tu bechamel sin grumo, puede variar de las personas que las preparen. Los mas utilizados son los siguientes:

  • Mantequilla
  • Harina de trigo
  • Leche entera
  • Sal al gusto
  • Nuez moscada molida un pellizquito

La cantidad de ingredientes que utilice para la preparación de esta salsa, depende de las cantidades de personas que la vayan a disfrutar a comer con tu comida preferida.

Cómo hacer la bechamel perfecta

prepara la bechamel

La preparación de la bechamel depende de la persona que la este preparando y de los ingredientes que utilice en su preparación. Para que esta te quede perfecta y sobre todo sin grumo, la puede hacer con las siguientes recomendaciones sencillas y sin ningún problema para que la disfrutes después de su preparación.

Primero tienes que comenzar agregando la mantequilla en una sartén a fuego lento, depende de la cantidad de gramos que vayas a utilizar se agrega la misma porción de harina, luego se remueve hasta formar una pasta. Si quieres preparar la bechamel un poco más espesa, puedes agregar más de estos ingredientes a la salsa, o añadir más leche y dejar por un poco más de tiempo en el fuego.

Después que hayas mezclado la harina con la mantequilla, tienes que ir agrando la leche poco a poco sin dejar de remover, para que no ocurra el cambio de temperatura. Ese es el momento donde se tienes que utilizar las varillas y así evitara que se te formen los grumos en la salsa. Si quieres mejores resultados puedes hacer lo siguiente:

  • Si quieres que tu bechamel te quede perfecta sin grumos puede hervir la leche mas de lo normal y vas agregándola en la mezcla poco a poco, sin agregarle más hasta que la masa de absorba por completo la anterior.
  • Siempre tiene que remover sin parar, realizando de forma circular o haciendo un ocho en la salsa, para que esta esté en movimiento siempre.
  • Cuando hayas finalizado de agregar toda la leche, es el momento perfecto de añadirle la sal y la nuez moscada, luego probar haber como esta.
  • Si deseas una bechamel mas espesa, déjala por mas tiempo y deja que esta se vaya evaporando poco a poco.

Qué hacer si te salen grumos a tu preparación

bechamel

A pesar que hayas seguido todo el procedimiento de preparación de la salsa con cuidado, cada fuego, cantidad de porciones que haya utilizados, la sartén y sobre todo cada leche que utilices es distinta.  Es donde te preguntas ¿Qué se puede hacer si te aparecen grumos en tu bechamel? En ese caso, anteriormente se te explico cómo solucionar este problema.

Si en la preparación de la bechamel salen grumos, esto siempre suele pasar al principio de la preparación y si utilizando las varillas no consigues disolver la leche para que no te quede con grumo, tiene otra opción para resolver este problema en dado caso que no pueda solucionar con la recomendación anterior.

Puedes utilizar la batidora para batir la salsa, para evitar los grumos. Después debes de retornar la salsa a la sartén y continuar con la preparación hasta que ya la hayas finalizado de preparar, para su posterior disfrute.

Con qué podemos comerla

como acompañarla

Ahora que saber como preparar tu salsa sin ningún problema, para que esta te quede perfecta y libre de grumos. Es el momento donde se piensa con que la acompaño para disfrutarla o que platillo típico la puedo usar, para disgustar de su rico y delicioso sabor. Muchas de las personas suelen utilizarla en platillos como Pasta, carnes o en pollos.

Pero la mayoría de las personas disfrutan de esta salsa en croquetas, napar de verduras donde la puedes gratinar y echarle tu bechamel preparada por ti. También la puede utilizar para preparar una mousaka griega o una lasaña, sobre todo el aperitivo que mejor desees comer ese día acompañado de esta salsa.

Clásicas salsa basada en la bechamel

salsa clasica

Partiendo de una buena salsa bechamel puede hacer otras salsas derivadas, pero sobre todo manteniendo la misma textura espesa y con otros sabores. Que pueda variar de sabor e incluirla en tu recetario diario de salsas, aprenderás hacer otras salsas clásicas pero basada en la bechamel.

Estas salsas donde puede partir de la bechamel, son la salsa Aurora, la Mornay y Soubise. Tres ricas salsas que puede usar con pasta, huevos, pollos, pescado, carnes o dependiendo de la persona que la vaya a comer. Además de estas salsas, existen otras que puedes preparar que derivan de la bechamel, como la de champiñones.

La de anchoas es otro tipo de salsa que deriva de nuestra salsa, que sencillamente consiste en agregar dichos ingredientes a la preparación de la bechamel o la Villeroy que su preparación consiste en la utilización de bechamel, claras de huevo y queso.

Comentarios de Facebook