Quantcast

Soluciones para que el ajo no se repita

El ajo es uno de los principales ingredientes en la gastronomía del mundo, y esto no es una exageración, ya que el fuerte sabor de este condimento hace que un insípido plato se convierta en una delicia inmediata.

Además de que es muy sano su consumo y es bastante recomendado debido a sus propiedades bondadosas para el organismo, tales como sus propiedades antioxidantes y la mejora en cuanto la salud cardiovascular.

¿Por qué se repite el ajo?

Por qué se repite el ajo

Pero a pesar de todas estas cualidades maravillosas que tiene el ajo para ofrecer, existen algunas personas que repiten ¿por qué algunas personas lo repiten? Esto sucede debido a que algunas veces el sistema digestivo y a las enzimas de los órganos digestivos se ven expuestos a las sustancias que libera el ajo durante la digestión, como lo son el Metanol y el Sulfuro de Alilo. Sumado a que si posees fuertes ácidos estomacales, las posibilidades a que repitas el ajo son bastante elevadas y que lo repitas por un buen tiempo después de haberlo digerido.

Es por ello que hoy conocerás algunas soluciones para que puedas comer ajo sin temor a sufrir acidez estomacal y pasar un rato desagradable después de una rica comida.

Soluciones

Ajos nuevos y limpios
  1. Intenta eliminando el germen del ajo, esta es la parte de abajo del ajo, es la que más repite y removerlo es una tarea sencilla. Solo debes abrirlo por la mitad y remover la parte interior de este, es fácil de reconocer debido a su tono verdoso, dejando así el resto para poder utilizarlo en tus recetas. Este truco falla si el ajo es muy viejo y no servirá de nada aún si remueves el germen de su interior.
  2. Los ajos viejos con los que suele provocar que los repitas en la mayoría de los casos, es por ello que los ajos nuevos y frescos no se suelen repetir. Lo mejor que puedes hacer es comprar la cantidad de ajo que necesites usar en el momento, y no comprar en grandes cantidades y que los dejes secar en un rincón de tu cocina.
  3. El ajo semicocido es otra alternativa efectiva que puede ayudarte a repetirlo, y no es un proceso difícil puesto a que solo vas a tener que hacer lo siguiente: coloca al fuego un cazo con agua fría y añade los dientes de ajo que quieres usar, previamente pelados y lavados. Una vez alcanzado su punto de ebullición, retíralos del agua y añade más agua fría. Debes repetir este proceso unas tres veces más para lograr semicocer el ajo y dejarlo más suave.
  4. Los ajos negros son una variedad que se suele fermentar durante unos 60 días, con la finalidad de transformar su olor, textura y sabor. El resultado de este proceso es un producto en extremo rico y logra unos matices que recuerdan al regaliz, que puedes aprovechar para experimentar en muchas recetas.
  5. Puedes lograr que tus ajos se suavicen con la ayuda de tu microondas, es fácil, solo debes meter una cabeza de ajo por al menos medio minuto, de esta forma no los repetirás.
  6. Macerar tus ajos reduce la probabilidad de que los repitas, para ello solo necesitarás dejar tus ajos al remojo en un bote de vidrio repleto de aceite de oliva, y guardarlo en el refrigerador. Esto hará que el aceite absorba parte de los componentes del ajo y sea más fácil para que tu organismo lo procese. Además de que podrás usar el aceite para otras recetas, como guisos y sofritos, para darle una sutil esencia a ajo.

Beneficios

Beneficios para tu salud

Este ingrediente puede aportar a tu organismo una increíble cantidad de propiedades  que ayudan a mejorar tu salud de manera increíble. Hasta ahora se conocen más 2000 componentes activos dentro de esta planta, que pueden ayudarte a mantenerte sano y fuerte. Algunos de estos son:

  • Vitaminas, en especial la B6 y la C.
  • Antitóxico.
  • Posee aceites esenciales.
  • Antibiótico natural.
  • Quercetina.
  • Regula la presión sanguínea.
  • Fructosanos que ayuda para mejorar las defensas.
  • Minerales como el calcio, potasio, manganeso o fósforo.

¿Cómo puedes eliminar el olor a ajo de tu boca?

Eliminar el olor a ajo de la boca

Para esto puedes consumir muchas frutas y vegetales que contengan enzimas parmeadoras, las cuales se harán cargo de neutralizar las moléculas aromáticas del ajo. Estas enzimas puedes conseguirlas en el pepino, las ciruelas, las manzanas o las fresas, de esta forma eliminarás rápidamente cualquier rastro del aroma a ajo que haya quedado en tu boca después de una rica comida. Limpiar tus dientes con una buena pasta de dientes también es muy útil, además de usar enjuague después de cepillarte. Aunque si fumas frecuentemente o ingieres café luego de haber comido ajo, el mal aliento empeorar ya que la cafeína y la nicotina aumenta el metanol del ajo, dando como resultado un terrible mal aliento.

¿Cuál de estas ideas te han servido? ¿Cuáles otras has escuchado? ¿O qué otras soluciones conoces para este problemita?

Esperamos te hayan sido de mucha ayuda.

Comentarios de Facebook