Quantcast

Formas de hacer el solomillo de cerdo

Siempre te ganarás unos puntos en la cocina si decides preparar un solomillo de cerdo. Esta carne es tan bondadosa que trata muy bien a quien se anime a realizar una receta de solomillo de cerdo. Además, es muy versátil y hay hasta mil maneras de prepararlo, por lo que aquí te traemos varias formas de hacer el solomillo de cerdo.

Solomillo de cerdo básico: qué es y cómo cocinarlo

solomillo

Primero veamos, ¿qué parte del animal nos estamos comiendo cuando hacemos solomillo? Es nada más y nada menos que la pieza que está entre la costilla y el lomo del cerdo o de cualquier otro animal del cual hagamos solomillo, en este caso solo nos centraremos en el cerdo.

Si bien hay infinidad de estilos y recetas para preparar un solomillo de cerdo, existen unos pasos básicos que aplican para cualquier forma de preparación para el solomillo. Estos son:

  1. Alista tu guarnición: Esta suele ser de papas. Límpialas, pélalas y córtalas en rodajas.
  2. Cebollas y ajos. Agrégalos a la guarnición, corta la cebolla en juliana y machaca los ajos.
  3. Engrasa una bandeja. Vas a incorporar aquí las papas, las cebollas y el ajo. Lo distribuiremos en toda la bandeja.
  4. Sal y pimienta al gusto. También podemos aprovechar de agregar algunas hierbas aromáticas tales como romero, tomillo, laureles… todo depende del sabor que quieras lograr y tu creatividad.
  5. Agrega aceite de oliva y un vaso de vino blanco. Con este toque final a la guarnición, la puedes llevar al horno previamente calentado a 200ºC.

Preparemos la carne

cerdo

Mientras se dora la guarnición, nos encargaremos del solomillo propiamente.

  1. Asegúrate de quitarle todas las partes grasas al solomillo.
  2. Lo siguiente que haremos es adobarlo. Las mezclas pueden ser infinitamente variables, pero lo básico es usar miel, ajos, cebollas, hierbas aromáticas, aceite de oliva.
  3. Cubre el solomillo con el adobo que hayas querido utilizar y déjalo que se marine en esa salsa.
  4. Tu guarnición ya debe estar lo suficientemente horneada, las cebollas debieron haber cambiado de color. Ahora podemos incorporar el solomillo sobre la guarnición. Esto duraría unos 35 minutos.
  5. Mientras se cuece el solomillo, dale vueltas para que se cocine uniformemente.
  6. La idea es que quede bien cocido por fuera, pero jugoso por dentro.
  7. Sírvelo junto a la guarnición.

Preparación en cazuela

solomillo

La anterior era el método si escogíamos cocinar el solomillo horneándolo. Sin embargo, esto fácilmente lo podemos realizar en una olla.

  1. Ata las porciones de solomillo, puedes usar pabilo. Esto ayuda a conservar la forma mientras la cocción.
  2. Mantén el fuego en medio alto, pues si está más caliente nos puede pasar que se queme por unas partes y de otras quede crudo.
  3. Trata de no pichar con un tenedor mientras estés haciendo esto, pues puedes ocasionar que pierda todos sus jugos internos y nos pase lo más temido: un solomillo seco.
  4. Sírvelo en rodajas, acompañado de su guarnición y alguna salsa de miel o del tipo agridulce.

SOLOMILLO AL PEDRO XIMÉNEZ

solomillo vino

Ahora que ya sabemos cómo proceder con un solomillo básico, podemos aventurarnos a hacer otras recetas.

Esta receta se llama así por uno de sus ingredientes principales: el vino Pedro Ximénez. Es común prepararla en Navidades, y ya andamos cerca, así que apunta estos datos para que impresiones a tus amistades y familiares en estas fiestas.

Ingredientes

  1. Dos solomillos de cerdo. Recuerda limpiarlos bien de la grasa con ayuda de un cuchillo.
  2. Una cebolla
  3. Dos cucharadas de harina
  4. Un par de puñados de piñones.
  5. Diez cucharadas de pasas.
  6. Aceite de oliva virgen extra.
  7. Pimienta negra.
  8. Sal
  9. Una botella de vino Pedro Ximénez.

Preparación

  1. Trocea el solomillo y ponlo en una sartén. Séllalo a fuego alto con abundante aceite de oliva y pimienta negra al gusto.
  2. Incorpora el vino Pedro Ximénez, la mitad de la botella. Deja que se evapore.
  3. En una cazuela, reahoga la cebolla cortada en láminas.
  4. Cuando se ablanden las cebollas, agrega las dos cucharadas de harina.
  5. Añade el solomillo, junto con lo que queda de vino, los piñones y las pasas.
  6. Revuelve el preparado, tapa la cazuela y deja que cueza durante algunos minutos, 10 o 15.
  7. Puedes servir el solomillo con la reducción de vino que quedó del sartén, también puedes decorarlo con alguna hierba aromática.

SOLOMILLO A LA CERVEZA

solomillo cerveza

Si eres amante de la cerveza y de un solomillo más fuerte, esta es tu receta. Dependiendo de la cerveza que uses cambiarán las cantidades que debas usar: menos para la cerveza negra, y mucho más para la cerveza rubia.  

Ingredientes

  1. Dos solomillos de cerdo
  2. 400 ml de cerveza (puede ser menos si es cerveza negra)
  3. Un ajo.
  4. Una cebolla
  5. Manojo de romero
  6. Aceite de oliva virgen extra

Preparación

  1. En una cazuela ya caliente echa un chorro de aceite de oliva virgen extra.
  2. Pon los solomillos y márcalos hasta que estén dorados por ambos lados.
  3. Corta la cebolla en julianas y agrégala al solomillo cuando veas que esté en el color deseado.
  4. Agrega el ajo triturado y el manojo de romero. Deja que se cocinen por unos minutos todos los ingredientes. Tapa la olla para mejor resultado sellando los sabores
  5. Luego de un rato, añade la cerveza que hayas preferido usar.
  6. Cuando notes que la carne esté tierna, esto lo puedes comprobar tanteando con el dedo índice, o si tienes miedo de quemarte, con la punta de la cuchara de madera (nunca uses un tenedor, porque pierdes los jugos). Si está firme pero no dura, está en su punto.
  7. Destapa la olla con el solomillo y espera a que se enfríe un poco. Luego puedes servirlo y, ¿por qué no?, tomarte unas latas de cerveza en el entretanto.

Bueno, ya tienes la forma básica de hacer tu solomillo y un par de recetas, un tanto alcohólicas, para disfrutar con la familia y amigos.

Artículo anteriorQué es un loft
Artículo siguienteCómo limpiar una licuadora
Comentarios de Facebook