Quantcast

Cómo hacer cheesecake sin horno

Si te estás en busca de algún postre sencillo y rápido de hacer, has llegado al lugar indicado. Hoy te presentaremos la receta para preparar cheesecake sin horno. Sí, sin horno y en cuestión de minutos podrás estar saboreando este rico y popular postre, ideal para matar el antojo de la tarde y merendar o simplemente para probar alguna nueva receta en la cocina.

El cheesecake en la historia

Tarta de queso tradicional

Este postre se ha vuelto muy popular desde el que apareció en los registros antiguos, cerca del año 2000 a.C. Aunque fue hasta que Marco Porcio Catón hizo mención de esta receta de uno de sus muchos libros. Este pastel de queso, como se le conoce en algunos sitios, es uno de los postres más comunes y difundidos por el mundo.

Y aunque ha estado presente desde hace bastantes siglos, no fue sino hasta el siglo XX que la receta de este postre comenzó a cambiar tan drásticamente en tan poco tiempo. Con la añadidura de distintos ingredientes para cambiar y mejorar su sabor, entre los cuales se encuentran: huevos, patatas, limones, almendras, frutas, crema de leche, mermelada, chocolate.

Todos estos ingredientes se añaden sobre una capa de masa de bizcocho o galletas trituradas y es llevado al horno para ser preparado, y poder ser comido frío o recién hecho. Aunque no necesariamente debe ser horneado.

El término “cheesecake” se utiliza también para referirse algún alimento de sabor y consistencia cremosa, tales como, los helados, los yogures, los brownies, los sorbetes o las galletas que tienen sabor a pastel de queso.

Algunos platillos muy parecidos al cheesecake son las tartas, otros son los bizcochos, los pasteles y hasta las pizzas.

Cheesecake sin horno

Cheesecake casero sin horno

Para esta deliciosa receta no vas a necesitar de un horno para prepararla, ya que se usará el refrigerador como alternativa. Este sencillo postre te servirá de cómo solución de último minuto debido a su fácil preparación

Ingredientes

  • ¼ de taza de zumo de limón.
  • 1cucharadita de extracto de vainilla.
  • 1 ¼ de tazas de leche condensada
  • 2 cucharadas de azúcar.
  • 3 sobres de gelatina en polvo sin sabor.
  • 4 paquetes de queso crema.
  • 130 gramos de mantequilla sin sal.
  • 250 gramos de galleta María.

Preparación

Para la corteza:

  1. Primero deberás engrasar el molde con mantequilla.
  2. Luego tritura las galletas hasta que queden hechas polvo.
  3. Derrite la mantequilla con el microondas o con una olla, para después agregarle el polvo de las galletas.
  4. Añade cucharadas de azúcar y mezcla hasta integrar todo.
  5. Después extiende la masa obtenida por todo el molde, presionando suavemente hasta extenderla por completo.
  6. Refrigera por 10 minutos.

Para el relleno:

  1. Mezcla el queso crema con la ayuda de una batidora eléctrica para facilitar el trabajo, intenta hacerlo a velocidad media hasta obtener una crema suave.
  2. Seguidamente, añade poco a poco la leche condensada, después la esencia de vainilla, el zumo de limón y la gelatina previamente hidratada hasta integrar todo por completo.
  3. Vuelca el relleno en la base de galletas y con ayuda de una espátula a plata y dispersa la crema.
  4. Congela por 2 horas.

Puedes usar frambuesas, fresas arándanos o alguna mermelada natural para acompañar con este postre.

Cheesecake Vegano

Alternativa vegana para el cheesecake

En caso de que lleves un estilo de vida libre de productos animales, te traemos una alternativa especial para ti. Podrás preparar este rico cheesecake vegano que no tiene nada que envidiarle a la receta tradicional, además de que tampoco necesitarás usar el horno para poder prepararlo y disfrutar de este delicioso postre.

Ingredientes

  • ½ taza de nueces.
  • ½ taza de miel de maple.
  • ½ taza de almendras.
  • ¼ cucharadita de sal.
  • 1/3 taza de aceite de coco.
  • 1 taza de crema de coco.
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla.
  • 1 taza de dátiles deshuesados y deshidratados.
  • 3 tazas de zumo de limón.
  • Tazas de nueces de la india remojadas.

Preparación

  1. En un procesador coloca las almendras, las nueces, los dátiles y la sal, a continuación procésalos hasta que queden reducidos a polvo.
  2. Cubre el molde con la masa para la base del pastel y luego procede a refrigerarlo al menos 1 hora.
  3. Mientras puedes drenar las nueces de la india y después procésalas junto a la miel de maple, el zumo de limón, la esencia de vainilla, el aceite de coco y la crema de coco, intégralo todo hasta obtener una pasta cremosa.
  4. Añade el relleno a la base del cheesecake y espárcelo con la ayuda de una espátula.
  5. Llévalo al refrigerador por unas  horas.
  6. Finalmente sirve con algunas fresas o mermeladas.

Aportes nutricionales

Aportes nutricionales

No importa por cuál de las dos versiones del cheesecake hayas optado, ambas son igual de nutritivas para nuestro organismo. En la receta tradicional, los lácteos fortalecen tus huesos y te dan la energía que necesitas para funcionar durante el día además de aportarte fósforo y calcio.

Y en cuanto a la receta vegana, sus ingredientes a base de frutos secos son una buena bomba de nutrientes y antioxidantes para ayudar a las células de tu cuerpo. Además de aportar fibra para mejorar tu digestión y vitaminas A, D, B12, por tan solo nombrar algunas de estas.

Si bien, este postre no solo es rico y popular por todo el mundo, también posee beneficios que pueden ayudar a tu organismo a funcionar mejor.

¿Qué tal te han parecido estas recetas? Si no las has probado, ¿cuál escoges?

Comentarios de Facebook