Compartir

La mañana del 11 de octubre se interpuso una denuncia ante la Guardia Civil de Utebo por la sustracción, durante la noche anterior, de un remolque ligero, cargado con un globo aerostático y todo su equipamiento, que se encontraba estacionado en el parquin de un establecimiento hostelero ubicado en el término municipal de Utebo. Según el denunciante dicho globo está valorado en más de 80.000 euros.

Tras la comunicación de este hecho a las patrullas en servicio de seguridad ciudadana, sobre las 09.50 horas de ese mismo día, la Guardia Civil localizó el remolque denunciado en la orilla del río Ebro, al borde del agua, próximo al puente que cruza dicho río en la carretera de Monzarbarba a Alfocea. Remolque que fue abandonado en ese lugar faltando el globo aerostático y el resto de equipamiento.

De las gestiones realizadas por los agentes, entre las que se visionaron las cámaras de seguridad del establecimiento hostelero, se pudo determinar cómo dos vehículos habían accedido al parquin y una vez enganchado el remolque a uno de los turismos, abandonaron rápidamente el lugar.

Con las características de ambos vehículos se inició una investigación para localizar a los presuntos autores y dos días después, a primera hora del día 13, los agentes localizaron los turismo utilizados para el hurto del remolque, estacionados en el interior de un garaje de una urbanización ubicada en el término municipal de Utebo.

Este lunes 15 de octubre los propietarios de ambos vehículos fueron localizados por la Guardia Civil y tras su toma de manifestación, en la que reconocieron haber sustraído el remolque cargado con el citado globo, fueron detenidos por un presunto delito de hurto. Se trata de dos varones de 37 y 32 años, nacionalidad española, vecinos de Utebo, con numerosos antecedentes policiales por delitos contra el patrimonio y que quedaron a disposición judicial tras las detenciones.

Posteriormente se recuperaron los efectos sustraídos, tratándose del globo aerostático con todo su equipamiento (quemador, cesta, botellas de gas, vela de lona y sopladores). Material valorado en más de 80.000 euros y que fue reconocido sin ningún género de dudas por su legítimo propietario.

La investigación continúa abierta para localizar a más personas implicadas en los hechos.