Compartir

El pasado lunes 25 de junio el SEPRONA de la Guardia Civil de Caspe, que se encontraba prestando servicio por terrenos rurales en prevención de cultivos ilegales de cannabis, observó en el paraje Vals de la Pejera del término municipal de Maella, una especie de invernadero cubierto con una malla de color verde, en cuyo interior había multitud de plantas de cannabis que contaban con sistema de riego por goteo.
Tras la identificación y localización del propietario de la finca, se procedió a la aprehensión de las 60 plantas de marihuana que estaban siendo cultivadas en dicha parcela, cuya altura oscilaba entre los 0,20 y 1,50 metros. Además se intervinieron un bote de cristal y tres bolsas de plástico que contenían 161 gr de cogollos de la misma sustancia.

Por estos hechos la Guardia Civil detuvo al responsable de la plantación tratándose de un varón de 47 años, nacionalidad británica y vecino de Maella, por un presunto delito contra la salud pública por cultivo de droga. Quedó a disposición judicial tras la detención.