Compartir

El alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve, y el concejal de Vivienda, Pablo Híjar, recibieron ayer a la Fundación Down, entidad con la que el Ayuntamiento está trabajando con el objetivo de coordinar y promover acciones para fomentar el bienestar social de personas con Síndrome de Down a través de actividades relacionadas con la vivienda y la autonomía. Al encuentro han acudido Enrique Solano y Ruth Gonzalo, presidente y gerente de la Fundación Down respectivamente.

Santisteve y Solano han firmado un convenio mediante el cual Zaragoza Vivienda pone a disposición de la entidad la cesión en régimen de arrendamiento social de dos viviendas con posibilidad de incorporar dos más en los próximos meses. En julio de 2015, Zaragoza Vivienda y la Fundación Down ya suscribieron un convenio de colaboración para llevar a cabo un programa de aprendizaje de actividades de la vida diaria en una vivienda y en el Centro Comunitario Oliver, que cuenta con una cocina, duchas, salón y una sala de juntas.

Mediante este convenio la Fundación se compromete a adjudicar el uso de las viviendas a los usuarios de la Fundación, así como proporcionar el mobiliario y menaje necesario para las mismas. Más de 70 personas con Síndrome de Down iniciarán el camino hacia su vida independiente gracias a estos alojamientos.

Llaves para la independencia

La Fundación Down también recibe del Ayuntamiento una subvención de Acción Social de 15.400 euros. Este proyecto tiene tres líneas de trabajo: formación para el empleo, empleo con apoyo y vida independiente. Esta iniciativa les permite aprender a ser autónomos y emanciparse de sus familias, contando siempre con el apoyo de profesionales. Para ello, en la línea de vida independiente aprenden a cocinar, a realizar las tareas domésticas y a encontrarse bien tanto físicamente como emocionalmente, formación que se realiza en viviendas reales.