Compartir

Marta Ozcoidi, vocal de Formación de la Sociedad Española de Medicina de Tráfico, ha advertido en la mesa redonda organizada este miércoles por el Colegio Oficial de Médicos de Huesca sobre los efectos del alcohol, las drogas y los medicamentos en la conducción, que la gente que usa el cannabis para relajarse y se preguntan si pueden dar positivo en un control por fumar un porro por la noche y coger el coche a las 7 de la mañana para ir a trabajar, tienen que saber que la respuesta es rotundamente si, sobre todo si se trata de un consumidor crónico porque la boca, las encías y el fluido oral está impregnado de cannabis y permanece en la saliva al menos ocho o diez horas.

La mesa estuvo formada por Marta Ozcoidi, Andrés Fernández del Río, jefe provincial de Tráfico y Blanca María Roche, fiscal delegada de Seguridad Vial en Huesca. El encargado de moderar el debate fue Esteban San Martín, vocal representante de Medicina Rural del Colegio Oficial de Médicos.

La experta doctora, Marta Ozcoidi, destacó el tiempo que perduran las diferentes drogas en sangre: 3 horas el LSD; 12 la heroína o el alcohol; 37 las metanfetaminas; 48 la cocaína, el éxtasis y los barbitúricos; y 336 el cannabis (en el caso de la orina, esta sustancia también se puede detectar hasta 30 días después de haberse consumido). Marta Ozcodi también recordó que para dar positivo en alcoholemia una persona de entre 70 y 80 kilos necesita solo dos vasos y medio de cerveza, vino o cava o uno de whiski.

También hizo especial hincapié en las consecuencias que pueden tener determinados medicamentos, destacando los peligrosos efectos adversos como pueden ser  la somnolencia, dificultad de concentración, visión doble o borrosa, sensación de vértigo, disminución de reflejos, falta de coordinación, desvanecimientos o mareos. Cualquiera de estos efectos secundarios supone un grave peligro para la conducción.