Compartir

Durante la inspección del turismo, para verificar los efectos que portaban, la Guardia Civil halló, tras la extracción del protector que cubre los mecanismos de la palanca de cambios, diversa documentación oculta en dicha cavidad interior que alcanzaba el fondo del salpicadero

Dichos documentos se correspondían con libretas y tarjetas bancarias, documentos personales de identidad, facturas por diversas adquisiciones en establecimientos comerciales de Barcelona efectuadas los días anteriores, documentos laborales como nóminas y relativos a la seguridad social, tarjetas con banda magnética de hoteles de lujo-semi-lujo e información de dichos hospedajes, a nombres de terceras personas distintas a los ocupantes.

Analizadas las facturas se pudo comprobar cómo los efectos que se habían adquirido en las compras y que serían enviados a domicilios de otras personas, estaban valorados en su totalidad en más de 11.000 euros. Compras que se habían efectuado haciendo uso de la documentación personal hallada en el hueco de la palanca de cambios. Entre los documentos localizados había incluso un estudio de financiación para la adquisición de un vehículo valorado en más de 26.000 euros.

Además se localizó en el maletero del turismo una máquina de escribir eléctrica, que podría ser utilizada para imitar la impresión mecánica y tipos caligráficos usados en una libreta bancaria, con la finalidad de aumentar los fondos económicos y simular una inexistente cantidad de dinero con la que podrían engañar a los responsables comerciales de establecimientos, obteniendo de esta manera la financiación necesaria para la adquisición de los bienes descritos anteriormente.

Por todo lo anterior y tras verificar que los ocupantes, tras adquirir de manera ilícita la documentación personal y bancaria de varias personas, hacer uso de ésta de manera fraudulenta para obtener efectos (mobiliario, electrodomésticos y menaje de hogar) en grandes cantidades por importes elevados y su envío a terceros, además de contratar servicios de hospedaje en hoteles de lujo o semi-lujo, fueron detenidos por delitos de estafa, usurpación de estado civil y falsedad documental.

Los detenidos, dos hombres y una mujer, siendo los varones naturales de Guinea Ecuatorial y la mujer española, 33, 36 y 43 años, vecinos de Madrid, a los que les constan antecedentes policiales por hechos similares, quedaron a disposición judicial la tarde del 26 de abril.

En esta actuación participaron agentes pertenecientes al Núcleo de Reserva de la Guardia Civil de Casetas y del Servicio Cinológico de la Comandancia de Zaragoza.