Compartir

Alberto Pérez, en su continuo afán por la búsqueda permanente de la excelencia de sus cerezos, le resta importancia a su hazaña manifestando que como español le gusta su bandera y no tiene ningún complejo en exhibirla con orgullo, algo que cree que “debería ser lo normal en cualquier país”.
Desde que Alberto Pérez publicara en sus redes sociales la fotografía de los 22.000 metros cuadrados de bandera que protegen su finca de 65 hectáreas, todos los medios de comunicación locales y nacionales se han hecho eco de la noticia haciendo viral la imagen de su explotación.
Su empresa MountainCherry produce unas cerezas de altísisima calidad y recibe pedidos desde todos los rincones del mundo, actualmente da trabajo a una media de 20 personas al año y llega a alcanzar las 250 en épocas de temporada alta.