Compartir

Desde primera hora de la tarde de hoy, el tráfico en dirección Pirineos en la N-330 a su paso por el puerto de Monrepós ha quedado reestablecido.

Un desvío de 300 metros de longitud por encima del tramo afectado por las fuertes lluvias permite la circulación rodada en ambas direcciones para todos los vehículos.