Compartir

El jugador del Albacete que el pasado Sábado se precipitó al vacío desde el tercer piso del hotel ABBA Huesca, en el que estaba concentrado con su equipo, continúa ingresado en la UCI del Hospital Lozano Blesa de Zaragoza, su estado es estable dentro de la gravedad.

Fue operado durante más de seis horas para reparar las fracturas que se produjo en su caída.