Compartir

El Ayuntamiento de Zaragoza ha iniciado un nuevo plan para el control de orugas sobre 7.000 pinos, retirando 500 bolsones procesionaria.

La subida de temperaturas ha propiciado la aparición de las primeras hileras de orugas de procesionaria en varios puntos de la capital aragonesa.

El servicio de Parques y Jardines del Ayuntamiento, junto con las empresas adjudicatarias del mantenimiento, y la colaboración de Universidad de Zaragoza y la empresa Opennatur, están gestionando un proyecto para intentar mejorar el control de esta plaga.