Compartir

Dos dotaciones de bomberos, con dos camiones cisternas, están refrescando el área de desguace donde ayer Domingo se originó el fuego.

El desguace del parque tecnológico de reciclado López Soriano, ubicado en La Cartuja Baja, se almacenaba miles de kilos de chatarra, procedentes de piezas de automóvil, electrodomésticos y ruedas.

Según fuentes del cuerpo de bomberos, apuntaban ayer que sería difícil que el fuego alcanzara semejantes proporciones sin “ayuda externa o estímulo“.