Compartir

Un hombre de 36 años, ha sido detenido por la Policía Nacional como presunto autor de varios delitos de robo con fuerza y hurtos, cometidos en centros médicos y odontológicos de Zaragoza.

El detenido se había especializado en acceder a estos centros, ganandose la confianza de la recepcionista, ya que se hacía pasar por un supuesto cliente, desde la sala de espera, registraba las diferentes estancias del piso o local, para sustraer móviles, ordenadores, o dinero en efectivo.