Compartir

Por un error en la identificación, fueron exhumados cuatro cuerpos, cuya situación estaba en orden.

Por lo que el Ayuntamiento de Zaragoza va a tener que hacer frente a una indemnización de más de 70.000€ planteada por una familia a la que el cementerio de torrero extravió los restos de sus cuatro parientes enterrados en un nicho.

Reclaman esta compensación, por el mal funcionamiento de los servicios públicos y en concepto de daños morales.