Compartir

Un año y mes después de la agresión, el silencio de la víctima que no ha querido dar datos de su agresor y la falta de más datos, han hecho que el juez cierre el caso sin poder identificar al agresor.

Los hechos se produjeron sobre las 7 de la tarde del 5 de Enero de 2017, a la altura del cruce de Fernando el Católico con Avenida Goya.