Compartir

Un año más, San Valero se ha celebrado en la Plaza del Pilar con 8.000 raciones de roscón y un vaso de chocolate, para los zaragozanos más madrugadores.

Desde un poco antes de las 8 las colas ya eran visibles por toda la plaza.

A las 10, el alcalde Pedro Santiesteve, junto con otras autoridades ha empezado a repartir el manjar para calentar la fría mañana de San Valero