Compartir

Procedente de Andorra, y valorado en 10.375€ era transportado en la parte trasera de un vehículo y maletero, en cajas debidamente embaladas y cartones sueltos.

Los agentes procedieron a la apertura de cajas y embalajes para comprobar que no portaban las preceptivas precintas fiscales acreditativas del correspondiente impuesto en España.