Compartir

Convocados por redes sociales, unas 1000 personas, en su mayoría jubilados, han protestado hoy ante la “mísera” subida de las pensiones.

El incremento del 0,25% que decretó el gobierno central, el mínimo legal, se quedó muy por debajo del coste de la vida, que al terminó de 2017 era del 1,1%