Compartir

Tanto los cinco clientes como el dueño del bar El Tocadiscos, presentes la trágica noche del 8 de Diciembre, han dicho a la juez que todo empezó por los tirantes con la bandera de España que llevaba la víctima.

También descartaron que la víctima amenazara con una navaja al antisistema, versión que ofreció el propio Lanza y los amigos que le acompañaban esa noche.