Compartir

El Ayuntamiento ha decidido rescindir el contrato al sacerdote Luis Antonio Gracia, histórico capellán del cuerpo de bomberos.

Era el encargado, desde la misa del día de su patrón, San Juan de Dios, diversos actos religiosos, o incluso las bodas de los propios bombero, desde hace más de 45 años.