Compartir

El Ayuntamiento de Zaragoza accederá a darles una segunda oportunidad a cinco de las doce fincas expedientadas por ser consideradas ilegales para la celebración de eventos. Si estas se adaptan al Plan General de Ordenación Urbana (PGOU)

Las otras siete no podrán continuar con esta actividad vinculada a la hostelería ya que la normativa vigente no permite esta actividad en los suelos en los que se ubican.