Compartir

Rafael García Antorán, un ladrón reincidente que no volvió a la carcel de Daroca tras un permiso penitenciario.

Persecución de película, en la madrugada del pasado Martes, coches patrulla cruzados, disparos en las ruedas, pero aún así logró escapar y llegar hasta su barrio Vallecas, en Madrid. Pero fue interceptado y finalmente detenido.