Compartir

Café, mantas y sacos y un poco de compañía es lo que ofrecen los voluntarios de Cruz Roja en las frías noches de Zaragoza.

En esta primera ola de frío polar la Cruz Roja, activó el protocolo especial de atención asistencia a las personas que duermen en la calle.

Sólo en la noche de ayer atendieron a 13 personas.