Compartir

Las Fuentes,San José, Torrero o el Casco Histórico, han sido seleccionados por el gobierno municipal, para convertirse en pequeñas islas peatonales, donde los ciudadanos puedan disfrutar sin coches.

Las supermanzanas ya se han aplicado en otras ciudades como Vitoria o Barcelona. Pequeñas células urbanas de 400 metros por cada lado, el tráfico se deriva por las calles adyacentes, y en su interior se da prioridad peatonal y para bicicletas.