Compartir

Han considerado probado que la víctima Coral González, falleció a consecuencia de las 42 cuchilladas que el acusado le asestó mientras dormía.

En el veredicto el jurado sostiene que el acusado estaba en plenas facultades mentales cuando decidió cometer el asesinato, y que este crimen machista se encuentra dentro de la relación de dominación a la que la tenía sometida.