Compartir

Esta sexta plaza, que le daría la posibilidad de jugar el play off por el ascenso, pero vistas las estadísticas que se manejan, el equipo blanquillo no tiene los números a su favor. Además la situación de colocarse cercano a las plazas de descenso, también aparece peligrosamente. 

Tan solo cinco puntos separan a los de Agné del Córdoba que marca la línea roja de las cuatro últimas plazas. La mejora de juego frente al Levante hace dos jornadas, solamente ha sido una ilusión y un espejismo, ya que el último partido jugado en Alcorcón dejo bien a las claras las carencias del equipo. En lo que a la SD Huesca se refiere, los oscenses siguen enlazando victorias y están tres puntos por encima de los zaragocistas, dando sensaciones buenas de cara al objetivo principal que se plantearon a principio de temporada, para mantener la categoría y seguir consolidándose en la misma. 

Este próximo fin de semana la SD Huesca visita al Elche, en un partido donde los dos equipos se juegan mucho porque los dos están luchando en la misma franja de la tabla clasificatoria con los mismos objetivos prácticamente. Esto mismo le ocurre al Real Zaragoza que se enfrentará al Nástic de Tarragona en La Romareda, donde ya no se pueden ceder más puntos, y menos a rivales que en teoría son inferiores, como es el caso de los tarraconenses, que en este momento ocupan la penúltima plaza de esta Segunda División. Esperamos, que ambos partidos, se completen con sendas victorias, para intentar sumar y colocarse cuanto antes en una zona de comodidad, para no pasar apuros a final de temporada. 

En estos momentos todo pasa por la victoria, por conseguir los tres puntos en juego, ya que ni siquiera el empate es negociable.