Compartir

Los detenidos, tres mujeres y un hombre, sustrajeron 5.000 y 9.000 euros de las cuentas de dos personas de avanzada edad.

El familiar de uno de los afectados, un hombre de 98 años, denunció la retirada de 5.000 euros de la cuenta bancaria del anciano. La Policía Nacional, en el transcurso de la investigación, averiguó que fue una empleada del hogar quien facilitó la tarjeta del hombre y su número pin a una de sus hijas. El anciano le había confiado dicha información en caso de necesitar disponer de dinero alguna vez. Las dos mujeres, que enviaron gran parte del dinero a su país de origen, Nicaragua, han sido detenidas como presuntas autoras de un delito de estafa.

Por otra parte, un matrimonio ha sido detenido por agentes de la Policía Nacional también por estafar a una mujer de avanzada edad que se encontraba incapacitada. En esta ocasión fue una trabajadora social, empleada de un centro hospitalario, quien interpuso la denuncia. Según indican las investigaciones policiales, un hombre y una mujer, amigos de la anciana, se hicieron con la cuenta bancaria de la mujer y con el número pin. Durante un corto periodo de tiempo, realizaron una serie de extracciones de dinero en cajeros automáticos, alcanzando la cantidad de 9000 euros.