Compartir

ZARAGOZA, 16 (EUROPA PRESS)

La presidenta del Gobierno de Aragón, Luisa Fernanda Rudi, ha defendido este miércoles la gestión de la coalición PP-PAR, inspirada en el Acuerdo de Gobernabilidad, una agenda “regeneracionista” que tiene retos para los próximos años. Ha afirmado que la crisis económica ha terminado y ha puesto en valor su política social “de vanguardia”.

A lo largo de casi una hora, en la primera sesión la jefa del Ejecutivo autonómico ha repasado en la primera sesión del Debate sobre el Estado de la Comunidad, las medidas adoptadas por la coalición PP-PAR para salir de una crisis de la que su partido ya alertó en la anterior legislatura, como ha recordado, y que ahora –a su juicio– se encuentra en su fase final, con la creación de empleo neto.

Ha reconocido el esfuerzo de todos para derrotar la crisis, aseverando que la creación de empleo es ya “una realidad”, aunque ha considerado “inaceptables” las cifras del paro juvenil.

Durante la primera jornada del debate, la presidenta de Aragón se ha mostrado rotunda al afirmar que con el gobierno de coalición la sostenibilidad económica y la calidad de la atención socio-sanitaria están plenamente garantizadas. “Para salvar el sistema sanitario de la quiebra había que cambiar el modelo de gasto indiscriminado por otro racional, eficaz y eficiente”, ha dicho Rudi.

De hecho, dos de cada tres euros del presupuesto anual de Aragón se destinan en la actualidad a políticas sociales: sanidad, educación y servicios sociales. Y, como ha recordado Rudi, el agrado de los aragoneses existe, tal y como quedó patente en el Barómetro Sanitario del CIS y a través de la Federación de Asociaciones de Defensa de la Sanidad Pública.

La jefa del Ejecutivo autonómico ha mencionado algunas acciones desarrolladas por su Gobierno, como la aprobación de la Estrategia Aragonesa de Competitividad y Crecimiento, que conlleva el impulso a la logística y otros sectores vitales, como el turismo.

Ha citado actuaciones como la presentación de los proyectos de ley de Transparencia, Subvenciones y la modificación de la Ley del Presidente, así como el inicio de las obras del Hospital de Teruel antes de que acabe el año, la licitación del nuevo centro hospitalario alcañizano en octubre y la puesta en marcha de nuevos servicios sanitarios en Zaragoza.

Entre los retos pendientes ha mencionado la mejora de la línea férrea Zaragoza-Sagunto, la reapertura del paso ferroviario internacional de Canfranc y la construcción de la Travesía Central del Pirineo (TCP), o la extensión de la banda ancha por el territorio y la ampliación de los créditos a las pymes a través del Banco Europeo de Inversiones (BEI).

Luisa Fernanda Rudi ha anunciado nuevas rebajas en el pago del IRPF, en especial por el coste de las escuelas infantiles para niños de cero a tres años, y continuará reduciendo el impuesto de sucesiones y donaciones, sin precisar el porcentaje.

La presidenta ha insistido en la necesidad de reformar la financiación autonómica reforzando criterios como la extensión del territorio, la dispersión poblacional o el sobre-envejecimiento, en los que coinciden todos los partidos y que benefician a la Comunidad frente al modelo actual, en el que el número de habitantes tiene un peso definitivo.

REGENERACIONISMO

Rudi ha enmarcado su política económica y social en el carácter regeneracionista de su Gobierno, uno de cuyos objetivos es “restaurar” la relación entre los ciudadanos y las instituciones, alejándose de los populismos, “viejísimos” conocidos en Europa aunque sean nuevos “en apariencia”.

De ahí algunas de sus propuestas, como reducir el número de diputados, prohibir que las personas afectadas por la apertura de un juicio oral se presenten a las elecciones, reducir la duración de las campañas electorales y suprimir el aforamiento “generalizado” de parlamentarios autonómicos, como ya se ha planteado en otros foros.

Aunque las instituciones democráticas están “plenamente consolidadas” ha recordado que “no hay atajos ni hay futuro fuera de las instituciones, no lo ha habido nunca en ninguna parte”, subrayando que la ciudadanía quiere que los Gobiernos realicen reformas.

También ha resaltado la vigencia del Pacto de Gobernabilidad firmado en julio de 2011 con el PAR, que inspira la coalición formada por aragonesistas y populares y que debe servir para “dar un nuevo impulso a otros proyectos”.

Este acuerdo, ha considerado, es “la interpretación leal de la voluntad política de los aragoneses, un claro deseo de cambio sin riesgos, sin exclusiones”.

Aragón, a lo largo de su historia, ha tenido un valor estratégico innegable para España. Ahora, ese valor puede aumentar exponencialmente por ser la Comunidad el único territorio español, con salida hacia el centro geográfico de Europa, que el nacionalismo no va a lograr desestabilizar, ha agregado Rudi.

Tal y como ha resaltado la presidenta en su discurso, Aragón es generador de España y constructor de Europa. “Tenemos ya un peso estratégico en España que supera nuestro peso demográfico y económico. Y esto, que constituye para nosotros tanto una oportunidad como una responsabilidad, va a ser un hecho definitivo en los próximos años”.