Quantcast

La Xunta no ve “valores críticos” de presión hospitalaria para confinamiento domiciliario en Galicia

El conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, considera que Galicia todavía está lejos de “valores críticos” en cuanto a presión hospitalaria y ocupación en unidades de críticos, el “horizonte” que marca la posibilidad de decretar medidas más restrictivas como un hipotético confinamiento domiciliario como el vivido durante la pasada primavera.

“Hay comunidades autónomas que están en valores críticos. Galicia no, a día de hoy”, ha señalado García Comesaña en una entrevista en la Radio Galega en la que ha cifrado en el 65% la ocupación de camas de hospitalización convencional y del 56% en UCI, valores que, según el conselleiro, todavía son menores si se tiene en cuenta la “capacidad máxima” que podría soportar el sistema sanitario gallego a través de los planes de contigencia.

El titular de Sanidade ha subrayado que “lo más importante” es velar por la atención a pacientes que puedan acabar en las unidades de críticos y que este es el “motivo fundamental” que guían las decisiones que se adoptan para el control de la pandemia.

Esa, la situación de las UCI en el área sanitaria de Ourense, fue la razón que llevó a decretar el cierre de Ourense y Barbadás –primeras localidades en ser confinadas perimetralmente–, medida que, para el conselleiro, se ha mostrado “efectiva” y permitió “revertir la situación” y hacer que sea “la ciudad con mejor tendencia”, lo que podrían llevar, según García Comesañana, en que se relajen las restricciones.

En un momento en el que el debate se centra en la posibilidad de un nuevo confinamiento domiciliario que ya se ha adoptado en otros países europeos, García Comesaña ha apuntado que Galicia no se encuentra entre las comunidades que presentan “valores críticos” en cuanto a presión hospitalaria, pero que, en el caso de que las actuales medidas como el cierre perimetral de las siete ciudades, no se mostrasen efectivas, “habría que tomar otras”.

Estos cierres perimetrales decretados el pasado viernes serán evaluados el próximo martes, jornada en la que el comité clínico para la gestión de la pandemia en Galicia vuelve a reunirse. García Comesaña ha defendido que esta medida “quirúrgica” y “puntual” estaba pensada “fundamentalmente” para evitar los desplazamientos previstos este fin de semana por la festividad de Todos los Santos.

Por ello, ha abierto la puerta, como señaló hace unos días el presidente autonómico, Alberto Núñez Feijóo, a que estos cierres perimetrales de las ciudades se produzcan de forma temporal ante fines de semana o festividades, toda vez que la incidencia de la pandemia en Galicia se centra en el ámbito urbano.

Así, ha reconocido que esta posibilidad está siendo estudiada pero que dependerá de la evolución de la pandemia en la Comunidad gallega que, en palabras del conselleiro, “sigue siendo buena pero antes era mejor”.

GALICIA CERRADA “DE FACTO”

Cuestionado por la negativa del Gobierno autonómico a sellar las salidas y entradas de la comunidad como sí han hecho gran parte del resto del Estado, García Comesaña ha recordado que Galicia está “de facto” cerrada porque Asturias, Castilla y León y Portugal lo están.

“De facto, ese límite perimetral está adoptado. Es prácticamente imposible desde el punto de vista normativo entrar y salir de Galicia”, ha señalado el conselleiro, que ha apuntado a la existencia de otras tres razones para la no clausura de la comunidad: la “situación epidemiológica” en la comunidad, la ausencia de competencias en el control de entradas y salidas en aeropuertos y estaciones de tren y, por último, la decisión de centrar “esfuerzos” en los cierres perimetrales de las ciudades.

SIN VISOS DEL ‘PICO’

“No tenemos a día de hoy una previsión de cuándo va a dejar de crecer la curva”. Así ha respondido a la pregunta de si el ‘pico’ o el aplanamiento de la curva de contagios está cerca, algo que confía en que esté más cerca con la adopción de las últimas restricciones que, según ha avanzado, podrían relajarse en la ciudad de Ourense ante la mejoría de los datos epidemiológicos y, sobre todo, la presión en los hospitales del área.

En cuanto a la situación en Vigo, señala que “no” es la ciudad con mayor tasa por cada 100.000 habitantes pero preocupa por el incremento de casos diarios en una zona con tantos habitantes. Con todo, ha destacado que los casos “están repartidos” en el área sanitaria y “no se concentran” en el ámbito urbano.

“NO HAY CONTAGIOS EN COLEGIOS”

Por otro lado, García Comesaña ha asegurado que “con carácter general” no se están produciendo contagios en los colegios, donde cree que los protocolos de seguridad, con el uso de mascarilla y la ventilación como puntos principales, están funcionando.

“Los datos que tenemos nosotros es que, con carácter general, no hay contagios en los colegios”, ha aseverado el conselleiro, que ha afirmado que aquellos alumnos que se contagian “son identificados rápidamente” y se actúa con cuarentenas y cierres que “dan resultado”.

Preguntado por la posibilidad de instalar sistemas de ventilación en las aulas, el titular de Sanidade ha remarcado que decisiones de este tipo deben adoptarse bajo “criterios técnicos”. “Cuando la ventilación cruzada no se pueda dar, la alternativa debe contar con un estudio técnico riguroso”, ha apostillado.

RESIDENCIAS DE MAYORES

Por último, ha mostrado su preocupación por la situación en las residencias de mayores, en las que se ha iniciado el tercer cribado para la detección de casos entre usuarios que, según el último balance ofrecido por Política Social, se acerca a los 300 casos activos.

García Comesaña vincula la situación epidemiológica al alza en toda Galicia con los brotes que continúan dándose en los centros de mayores y que “algunos se cogen a tiempo y otros no”. “Nos preocupa mucho porque son la población más sensible y en los que la enfermedad tiene las consecuencias más terribles”, ha comentado.

Comentarios de Facebook