lunes, 21 septiembre 2020 21:35

Valencia pide 150 rastreadores militares para actuar en la capital y zonas donde surjan brotes

La Generalitat Valenciana ha pedido este jueves 150 de los 2.000 militares que el Gobierno central ha puesto a disposición de las comunidades autónomas para ejercer labores de rastreo, en el marco de la lucha por doblegar la curva de contagios de coronavirus.

Estos efectivos, que se calcula que llegarán a principios de septiembre a la Comunitat, estarán destinados en un primer momento al área metropolitana de València -donde en estos momentos se registra el mayor número de casos- y actuarán también como “grupos especializados de acción directa en aquellas zonas geográficas donde se produzcan brotes importantes”.

Así lo ha anunciado este jueves el jefe del Consell, Ximo Puig, en una comparecencia junto a la delegada del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Gloria Calero, en la que han abordado las actuaciones frente a la Covid-19.

Con voluntad de trabajar de manera “coordinada” para mejorar la eficacia de la lucha contra la pandemia, el Ejecutivo valenciano ha trasladado su solicitud de contar con 150 rastreadores militares esta misma mañana ante la Delegación del Gobierno.

La delegada del Gobierno en la Comunitat, Gloria Calero, se ha comprometido a “tramitar hoy mismo la petición” ante el Ministerio y calcula que a principios de septiembre estarán listos para trabajar en la región valenciana, una vez concluyan la formación que van a recibir para realizar estas labores.

El president de la Generaitat, Ximo Puig ha explicado que este miércoles tuvo lugar una reunión con los técnicos y expertos en salud pública para estudiar la oferta del Ejecutivo de Pedro Sánchez y se decidió solicitar 150 rastreadores militares que se sumarán a los más de mil rastreadores de los que ya dispone la Comunitat.

Se ha optado por reclamar 150 militares porque esta es la cifra que “puede canalizarse dentro del sistema y situarse desde el rigor dentro del espacio de trabajo que se está realizando en los servicios de salud pública y atención primaria, que están haciendo un trabajo enorme”, ha valorado el ‘president’.

Puig considera “positivo” poder contar con la especialización de los grupos militares para actuar en zonas donde se puedan producir brotes con una dimensión de alcance.