Quantcast

Valencia aumenta las restricciones en Elche, Orihuela, Onda y Guadassuar

La Conselleria de Sanidad ha aumentado las restricciones en los municipios de Elche, Orihuela, Guadassuar y Onda, reduciendo aún más el aforo y el número de personas permitido, ante el aumento “significativo” de casos de coronavirus detectado con trasmisión comunitaria. Las 22 medidas acordadas, que estarán detalladas en una resolución que se publicará esta tarde, entrarán en vigor a las 00.00 horas y tendrán una vigencia inicial de 14 días.

Al respecto, la consellera de Sanidad, Ana Barceló, ha explicado en una rueda de prensa que las medidas adoptadas se basan en una “evaluación del riesgo” y que “deben ser proporcionales y proporcionadas a los distintos niveles de alerta, no solo por el índice de infección por cada 100.000 habitantes sino un por conjunto indicadores como los brotes y su trazabilidad. Por ello, ha conminado a no hacer comparaciones con el resto de municipios.

De ese modo, según el análisis de todos los indicadores, se ha acordado en Guadassuar, Elche, Orihuela, salvo Orihuela playa y la pedanía de Torremendo, limitar a 6 personas el número máximo en cualquier agrupación o reunión familiar y social, tanto en espacios públicos y privados excepto personas convivientes, y reducir el aforo al 50%.

Por su parte, en Onda se limita a diez personas las reuniones y el aforo al 60%. No obstante, las cifras no hacen aconsejar por el momento un confinamiento y no está impacto en el sistema sanitario salvo en Onda, donde ha aumentado la presión en atención primaria. En el resto de la Comunidad el máximo de diez personas en cada reunión es una recomendación y el aforo está al 75%.

Además, en las cuatro ciudades hay restricciones para las visitas de centros de mayores y discapacidad y en las tres primeras suspensión de actividades de los hogares de jubilados y centros de día.

Así, ha señalado que en el caso, de Elche (Alicante) se ha detectado “trasmisión comunitaria sostenida” y ha destacado la colaboración que le brindó su alcalde, Carlos González, en la conversación mantenida ayer para atajar “este incremento constante de casos que se ha agudizado en los últimos 28 días” y de forma “significativa” en estas dos semanas.

En concreto, se ha pasado de 64 casos por cada 100.000 habitantes entre el 1 y 13 de septiembre, a 203,9 entre el 14 y 27 de septiembre y a 215 entre el 28 septiembre y 11 octubre. Además, hay “una pérdida de trazabilidad lo que demuestra que la circulación del virus es importante”. Asimismo, se han registrado 40 brotes en las últimas semanas, el 75% son de carácter social y por edades el 43% entre los 15 y 44 años y solo el 15% de mayores de 65 años.

En Orihuela, salvo playa y la pedanía de Torremendo, hay un crecimiento “exponencial” en los últimos 28 días. Así, la incidencia ha pasado de 120 casos por 100.000 habitantes entre el 1 y 13 septiembre, a 188 la siguiente quincena y ahora está en 431.

Además, el crecimiento de casos no se puede explicar por los numerosos brotes detectados, la mayoría de ellos de ámbito social relacionados con reuniones familiares o de amigos, lo que indica una pérdida de la trazabilidad y, por lo tanto, la existencia de transmisión comunitaria sostenida. El 41% de los brotes son entre los 15 y 44 años, y en los mayores de 65 el 17,20% lo que explica que “no se haya observado una carga importante en el Hospital”.

Del mismo modo, la evolución de la situación epidemiológica en Guadassuar (Valencia) muestra una tendencia creciente a partir de la semana 36 que se hace claramente exponencial en la semana actual. La trazabilidad en este municipio es baja a pesar de haberse detectado un brote relacionado con un gimnasio que ha aportado 33 casos.

El resto de brotes son de muy pequeña magnitud de manera que en gran parte de los casos no se ha podido determinar dicha trazabilidad. Afecta principalmente a adultos jóvenes, el 40% de los casos se dan entre 35 y 44 años, por lo que de momento no hay sobrecarga en el hospital.

Barceló ha señalado que en los tres municipios “se constata transmisión comunitaria sostenida, con una tendencia creciente significativa en el número de casos en las últimas semanas y disminución de la trazabilidad por lo que es necesario adoptar medidas excepcionales para reducir el impacto de la pandemia y, con ello, evitar el desbordamiento del sistema sanitario”.

SITUACIÓN DE ONDA

Por su parte, la evaluación de riesgo realizada en Onda por el Centro de Salud Pública de Castellón, constata la existencia de transmisión comunitaria sostenida, es decir un nivel alto de circulación del virus con difusión en la comunidad. La evolución de la pandemia en el municipio es ascendente observándose un incremento muy marcado en el número de casos especialmente a partir de la semana entre el 21 y 26 de septiembre y en los últimos 14 días el índice ha llegado a los 305 casos. Además, el riesgo de enfermar es entre 5 y siete veces mayor que en el resto del departamento.

Los casos se han producido tanto agrupados en brotes, más de 20 de origen social o familiar, como de forma aislada. El incremento de casos está teniendo impacto en el sistema sanitario especialmente en la atención primaria dado que la mayor parte de los casos se concentran en los adultos jóvenes y, por lo tanto, menos susceptible de cumplir criterios de hospitalización.

Comentarios de Facebook