Quantcast

Teresa Rodríguez celebra su vuelta a Adelante frente a la “chapuza miserable” de IU

La diputada andaluza y líder de Anticapitalistas, Teresa Rodríguez, ha celebrado que la Mesa del Parlamento acordara este jueves suspender temporalmente su expulsión y la de otros siete diputados del grupo por transfuguismo, de manera que los readmite como miembros de dicho grupo; de modo que entiende que lo ocurrido “se ha revelado como una enorme chapuza miserable” por el intento de la portavoz parlamentaria de Adelante y dirigente de IU, Inmaculada Nieto, de que “seis diputados expulsen a once de un grupo parlamentario”. “Como dice el dicho popular, las mentiras tienen las patas muy cortas”, ha apostillado.

Así se ha pronunciado Teresa Rodríguez, en un audio difundido a los medios, en el que se refiere a la decisión de la Mesa de estimar parcialmente la solicitud de reconsideración que presentó junto a los otros siete diputados que fueron expulsados del grupo parlamentario de la confluencia. Ahora, además de dejar en suspenso su expulsión de Adelante, la Cámara requiere a Inmaculada Nieto que en un plazo de dos días naturales “acredite que los ocho diputados afectados han causado baja en el grupo parlamentario como consecuencia de su baja en su formación política”, Podemos.

“En la Mesa del Parlamento se han visto las cortas patas de algunas mentiras”, ha sostenido Teresa Rodríguez, que ha insistido en que “no era ni razonable ni legal ni legítimo que seis diputados expulsen a once de un grupo parlamentario”, así como tampoco que les acusasen de tránsfuguismo “cuando tuvimos un acuerdo claro con nuestra fuerza política de entonces -Podemos- para continuar en nuestro escaños defendiendo también las posiciones del partido morado”.

Asimismo, ha considerado que “no es razonable que una portavoz ejerza de portavoz de un grupo sin reunir a ese grupo y sin preguntarle su opinión”, de modo que sostiene que Nieto tendrá “serias dificultades para acreditar que el grupo parlamentario ha decidido expulsar a la mayoría de sus miembros”. “Y no es tampoco aceptable que algunos compañeros hayamos recibido nuestra expulsión de Podemos un día más tarde de que se nos expulsara del grupo parlamentario en la Mesa”, ha recalcado.

“Todo esto se ha revelado como una enorme chapuza miserable que esperamos que acabe, que las cosas se pongan en su justo lugar, que impere la ley y impere la cordura, y podamos recuperar el trabajo que tanta falta le hace ahora mismo a Andalucía, luchar contra la crisis sanitaria y sus consecuencias sociales”, ha agregado Teresa Rodríguez.

Con todo, la política gaditana ha asegurado que nunca quisieron meterse en esta batalla interna, “otros nos han metido porque quizás están contando los miembros que quieren tener en un futuro Consejo de Gobierno con Susana Díaz y porque se niegan rotundamente a que haya una fuerza andaluza con voz propia en Madrid”. “Pero seguiremos luchando porque necesitamos esa voz y es el compromiso al que llegamos con nuestros electores”, ha zanjado Teresa Rodríguez.

LLAMA A LA NEGOCIACIÓN

Igualmente, en una entrevista en Canal Sur Televisión, Teresa Rodríguez ha asegurado que cuando recuperen el grupo “no expulsaremos a los seis diputados que, de los 17 de Adelante, tiene IU”. “A diferencia de ellos, creemos que no sobran, que Unidas Podemos no sobra y que nadie es prescindible en esta pelea por la defensa de los servicios públicos y de los derechos de las trabajadoras”, ha dicho.

De este modo, ha hecho un llamamiento “a la cordura, a volver a la mesa de negociación y a parar esta escalada irracional de agresiones, tenemos que sentarnos otra vez y volver a pensar en Andalucía y en lo que necesitan los andaluces en unos tiempos tan duros”.

Sobre la polémica del reparto de la subvención que recibe el grupo de Adelante del Parlamento entre los socios de la confluencia, Teresa Rodríguez ha animado a quien tenga dudas de cómo se ha gestionado el dinero a que “vaya a los tribunales”, toda vez que ha garantizado que IU “ha recibido hasta el último euro que tenía que recibir, y va a tener dificultades para defender ese argumento porque lo va a seguir recibiendo”.

A su juicio, IU argumenta ese asunto o la gestión de las redes sociales “para no entrar en el plano político” que es donde está la “raíz” del conflicto entre ambas formaciones: el debate sobre la necesidad de una fuerza política andaluza que tenga voz propia en Madrid y la necesidad de crear una alternativa al PSOE-A y ser barrera de las derechas. “IU no quiere entrar ahí y lo que hacen es la vieja estrategia de desprestigiar a quien abre un debate que es razonable”, ha recalcado.

Además, ha negado que se hayan apoderado de las cuentas o las redes porque “son patrimonio financiado por el dinero del grupo y gestionado por el grupo, no por un sector del grupo”, más cuando ha incidido en que eran “un grupo unitario sin ningún problema en repartir las iniciativas políticas”.

De otro lado, Teresa Rodríguez ha hecho hincapié en que el PSOE-A “tiene especial interés en tener una izquierda sumisa, servil, que le sirva de muleta y evitar que exista una alternativa en la vida política a su gestión de recortes y corrupción”. “La actitud del PSOE-A la entiendo perfectamente, les viene muy bien que desaparezcamos del mapa”, ha abundado.

“Podemos ser izquierdistas, gente con principios muy persistentes o algunos dirán que de signo radical, pero no somos tránsfugas”, ha sentenciado antes de lamentar que IU, para “evitar el debate político”, ha recurrido al “desprestigio del contrario, pero nosotros no vamos a caer en eso en ningún caso”.

Comentarios de Facebook