Quantcast

Soria, primera provincia de Castilla y León en la que se rebaja a nivel tres el riesgo

Soria es, por el momento, la primera provincia de Castilla y León que ha visto como sus indicadores sobre la evolución de la pandemia del coronavirus, en este caso los relativos a ocupación hospitalaria, rebajan el nivel de alerta actual a tres –alto–, mientras el resto de la comunidad permanece en el cuatro –muy alto o extremo–.

Así lo señala el cuadro de datos sobre los niveles que presenta cada provincia en cada uno de los ocho indicadores de riesgo que recoge el denominado ‘semáforo COVID’, disponible en el portal de Datos Abiertos de la Junta de Castilla y León, en el apartado de la Situación epidemiológica del coronavirus.

La mayor parte de los indicadores se encuentran en los niveles de riesgo más alto en todas las provincias de la comunidad, a excepción del porcentaje de casos de COVID-19 con trazabilidad. Además, Soria ha mejorado sus datos en los indicadores clasificados como ‘Bloque II’, que hacen referencia a la ocupación hospitalaria.

Así, en la provincia soriana, tanto a ocupación de camas totales hospitalarias por pacientes de COVID-19 (11,81 por ciento) como la ocupación de las camas de unidades de críticos por estos pacientes (que ha descendido hasta el 23,53 por ciento), se encuentran este martes en el nivel 3 de alerta (muy alto).

El sistema conocido como ‘semáforo COVID’ determina que para que un territorio esté en el nivel máximo de alerta, el 4, tiene que tener en ese estadío al menos dos indicadores del Bloque I –relativo a incidencia acumulada, positividad y trazabilidad– y uno del Bloque II, por lo que Soria, que no tienen ninguno en esta situación, ya no se considera, por el momento, en nivel 4.

La provincia volvería a esa situación si el porcentaje de camas totales ocupadas supera el 15 por ciento o si la ocupación de las áreas de críticos sube por encima del 25 por ciento.

En cuanto a la incidencia acumulada (IA), se observa un descenso de la misma en el dato total de la comunidad, tanto a 14 como a 7 días. En el primero de los casos la Comunidad presenta una IA de 910,05 casos por cada 100.000 habitantes, mientras que a 7 días es de 434,92 casos.

Según el portal de situación epidemiológica del coronavirus, todas las provincias se mantienen con una incidencia acumulada en nivel de riesgo “muy alto” de acuerdo al ‘semáforo COVID’ del Ministerio de Sanidad. Así, Burgos sigue con la mayor incidencia, con 1.180,81 casos por cada 100.000 habitantes a 14 días y 577,94 a 7 días –ambas con tendencia al alza–.

VALLADOLID, CON MÁS DE 1.000 CASOS A 14 DÍAS DE INCIDENCIA

A continuación figuran Zamora, con 1.004,41 casos a 14 días y 516,98 a 7; Valladolid, que sobrepasa los 1.000 casos a 14 días –1.000,87– y con 476,18 a 7 días; Palencia, con 971,55 y 428 respectivamente; Salamanca, con 943,3 y 412,88; León, con 763,69 y 382,83; Ávila, con 756,15 y 338,11; Soria, con 626,16 y 324,92 y Segovia, con 490,44 y 243,59.

En el caso de la incidencia, sería necesario bajar de 250 casos por cada 100.000 habitantes a 14 días y de 125 a 7 días para que una provincia salga del ‘riesgo muy alto’ en este indicador.

Comentarios de Facebook