Quantcast

Sindicatos se movilizan en Castilla-La Mancha para exigir mejoras en Atención Primaria

Delegados sindicales de UGT, CCOO, CSIF, Usicam o USAE han secundado este martes en distintos centros de salud de las capitales de Castilla-La Mancha –a excepción de Toledo, que ya lo hizo la semana pasada– la convocatoria de movilizaciones en Atención Primaria “para exigir mejoras ante la situación de sobrecarga y abandono del sistema sanitario y de sus profesionales” y “en defensa de la sanidad pública”.

Según ha informado UGT en un comunicado, las organizaciones sindicales han realizado esta convocatoria porque “esta pandemia ha puesto de manifiesto las carencias del sistema sanitario y más concretamente en Atención Primaria”, que es “el eslabón principal y la primera línea de lucha contra la COVID-19”.

Sin embargo, “presenta un estado actual de sobrecarga y gran presión asistencial, en un marco de profunda escasez de personal, con unos profesionales desbordados y una ciudadanía que se siente en muchos casos abandonada a su suerte”, como han detallado en el comunicado leído en los distintos actos.

Las principales reivindicaciones son el incremento de plazas estructurales, con el consiguiente aumento de plantilla, la reforma de la atención primaria para que esta recupere su esencia original, dándoles protagonismo en lo asistencial y mejorar las condiciones de los trabajadores del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam), recuperando el sistema de carrera profesional.

Además, instan al Sescam para que “actúe enérgicamente” ante el Ministerio para que “retire el Real Decreto Ley 29/2020, donde de forma unilateral se impone la movilidad geográfica y funcional a todo el personal sanitario”, así como “para que el Gobierno central desmienta la posible congelación salarial para el personal de sanidad”.

Igualmente, consideran “imprescindible avanzar en la mejora en la prevención de riesgos laborales, en garantizar la continuidad laboral, la cobertura de bajas y el incremento de las ratios de profesionales por pacientes que disminuyan la carga asistencial y administrativa”.

A juicio de los sindicatos, “todas estas cuestiones son necesarias para conseguir doblegar esta terrible pandemia, dar los servicios que necesitan las personas más vulnerables y facilitar un ambiente de trabajo que permita volcar a los profesionales todo el conocimiento que atesoran por el bien del conjunto de la ciudadanía”.

LA “CENICIENTA” DEL SISTEMA

Para la secretaria general de CCOO-Sanidad y Sectores Sociosanitarios de Castilla-La Mancha, Chelo Cuadra, la Atención Primaria es “la cenicienta del sistema sanitario, pese a que es su pilar fundamental para aliviar la presión sobre el resto del sistema mediante el trabajo con la ciudadanía en materia preventiva”.

Como ha indicado Cuadra en nota de prensa, en el caso de una región como esta, “garantizar el mantenimiento de la Atención Primaria en el mundo rural es además determinante para frenar la despoblación”.

Incrementar los recursos económicos, humanos y tecnológicos en Atención Primaria es una de las reivindicaciones centrales de la campaña de CCOO, a la que a nivel estatal se adhirieron CSIF y USAE y otros sindicatos más en la región, y que reclama “aumentar hasta el 7,2% del PIB el dinero destinado a la financiación del sistema sanitario público; y al menos el 25% del total debe ir a Atención Primaria”, manifestado la secretaria regional de Sanidad del sindicato.

El objetivo y la exigencia central del sindicato es “recuperar el diálogo social” pues “no es posible que el ámbito de negociación siga sin convocarse con toda la problemática originada durante la pandemia, y todas las reivindicaciones que se venían manteniendo y que quedaron en suspenso”.

También CSIF, como ha explicado en nota de prensa, se ha concentrado en los centros de salud de la región para exponer los problemas que afectan al sistema sanitario de Castilla-La Mancha, “gravemente dañado a causa de la falta de recursos materiales y humanos, así como a la improvisación en la gestión de la crisis sanitaria del coronavirus”, según la presidenta del Sector de Sanidad, Sacramento Rodríguez.

Dentro de esta situación excepcional, con más de 1.480 nuevos profesionales contagiados en el Sescam desde el 11 de mayo, cifra que se suma a los más de 3.000 notificados en abril, se pone de manifiesto “la terrible exposición al coronavirus” de una plantilla que ante la falta de recursos también sufre la incomprensión por parte de la ciudadanía, de sus servicios y programas, “lo que se en muchos casos se está traduciendo en forma de agresiones”, ha comentado Rodríguez.

Comentarios de Facebook