Compartir
Guardia Civil
Guardia Civil

La Guardia Civil de la Región de Murcia detuvo, en la tarde del pasado viernes, 14 de septiembre, al conductor de un turismo, por circular por la autovía RM-15 (Autovía del Noroeste/Río Mula) en sentido contrario al establecido para el carril de la vía, poniendo en grave riesgo la vida e integridad física de los usuarios de la carretera. En el vehículo viajaba su nieto menor de edad.

Los hechos tuvieron lugar sobre las 14:35 horas del pasado viernes, 14 de septiembre, cuando la central del Sector de Tráfico de Murcia alertó a las patrullas de servicio de que habían entrado varias llamadas de usuarios al teléfono de emergencias 1-1-2, comunicando que un vehículo circulaba en sentido contrario al establecido por la autovía RM-15 (Autovía del Noroeste/Río Mula), haciéndolo sentido Caravaca de la Cruz por la calzada reservada al sentido Alcantarilla.

Los guardias civiles de la Agrupación de Tráfico restablecieron inmediatamente la seguridad de la circulación, alterada por este suceso, sacando de la calzada al vehículo infractor e identificando a su conductor –un varón, español, de 66 años y vecino de Cehegín– que, después de ser sometido a control de alcoholemia y drogas arrojó un resultado negativo. Por estos hechos se procedió a su detención como presunto autor de delito contra la seguridad vial, por conducción temeraria, siendo puesto a disposición del Juzgado de Instrucción número 2 de Caravaca de la Cruz.

El vehículo fue retirado por una grúa y quedó igualmente a disposición de la autoridad judicial. Pese a la existencia de la doble señalización de prohibición existente, el detenido accedió a la autovía RM-15 procedente de Bullas, a la altura del kilómetro 14, y condujo durante 16 kilómetros pese a cruzarse con los usuarios que circulaban correctamente y haber sobrepasado varias salidas. En el vehículo viajaba su nieto menor de edad.

El arrestado y las diligencias instruidas han sido puestos a disposición del Juzgado de Instrucción número 2 de Caravaca de la Cruz. El delito de conducción temeraria se encuentra recogido en el Código Penal y puede ser castigado con penas de prisión de 6 meses a 2 años y privación de derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a 1 y hasta 6 años.

En este caso, con independencia de las diligencias remitidas a la Autoridad Judicial, la Guardia Civil, dadas las características de la anómala conducción apreciada y a la edad del conductor, solicitará de la Jefatura Provincial de Tráfico de Murcia que el mismo sea sometido a una revisión extraordinaria para determinar si sigue reuniendo las aptitudes psicofísicas para conducir.

La Guardia Civil quiere apelar a la colaboración ciudadana, como ha ocurrido en este caso, ante la elevada peligrosidad que supone la circulación por autovía, autopista o vía desdoblada (una calzada para cada sentido de circulación separadas físicamente) en sentido contrario al habitual, para que tan pronto como detecten una de estas situaciones avisen urgentemente a los teléfonos 112 (emergencias) o 062 (Guardia Civil), permitiendo así interceptar al infractor antes de que se produzca algún accidente. Se aconseja, además, que siempre que sea posible y salvo para realizar adelantamientos, utilicen el carril derecho de la calzada en este tipo de vías, ya que quienes conducen en sentido contrario por éstas suelen utilizar el carril izquierdo al creer que circulan por una carretera convencional dotada de un carril para cada sentido.

Tercer caso de conducción en sentido contrario

Se trata del tercer caso de conducción en sentido contrario al establecido ocurrido en las carreteras de la Región de Murcia que ha sido detectado por la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil en lo que va de año.