Compartir

MURCIA, 29 (EUROPA PRESS)

El secretario general del PP murciano y presidente de Murcia, Pedro Antonio Sánchez, ha señalado este sábado que una de las primeras cuestiones que le planteará en persona al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, será la necesidad de fijar un precio razonable del agua desalada para el campo murciano.

Sánchez ha hecho estas declaraciones durante la celebración de la Convención Intermunicipal del PP en Mazarrón, en la que ha participado el vicesecretario general de Autonomías y Ayuntamientos del PP nacional, Javier Arenas; el ministro de Justicia, Rafael Catalá; la presidenta del PP en la Comunidad Valenciana, Isabel Bonig; y el presidente del PP de la Región de Murcia, Ramón Luis Valcárcel.

El secretario general del PP murciano ha expresado así la necesidad “en este tiempo de escasez de recursos, en donde el Tajo tiene el agua que tiene, y con el año hidrológico tan complicado que estamos atravesando, de poner en marcha una solución extraordinaria que es acordar el precio del agua desalada con los regantes”.

Por ello, ha explicado Sánchez que el objetivo “es establecer un precio accesible, razonable y rentable del agua desalada para el campo murciano”.

Asimismo, ha subrayado que va a ser una legislatura “de hechos y de logros, pero también de exigencia, y la firmeza en la exigencia de lo que Murcia necesita significa tanto como decir que creemos en España, que queremos colaborar con el progreso y la prosperidad del país”.

Para poder aportar la “fortaleza” de Murcia al proyecto de futuro de España, Sánchez ha citado entre otras exigencias “unas infraestructuras imprescindibles, la necesidad de agua y una financiación autonómica que nos iguale al resto de Comunidades Autónomas”.