Quantcast

Murcia permitirá la apertura de terrazas en 10 municipios

La Consejería de Salud de Murcia permitirá abrir a partir de este sábado las terrazas de la hostelería al 100% en Águilas, Ulea y Ojós por encontrarse en un nivel de riesgo de transmisión del Covid “medio”. Mientras tanto, Abarán, Beniel, Cartagena, Lorquí, Molina de Segura, Pliego y Santomera abrirán las terrazas con un aforo máximo del 75% al encontrarse con un nivel de transmisión “alto”.

En el resto de municipios, la hostelería seguirá cerrada, tal y como ha decidido la Consejería en base a las tasas de incidencia acumulada en los 45 municipios de la Región el pasado lunes, según han informado el consejero de Salud, Manuel Villegas, y el portavoz del Comité de Seguimiento del Covid en la Región, Jaime Pérez.

Pérez espera que no haya un efecto llamada con la apertura de municipios, porque las policías locales de todos los municipios “estarán vigilantes”. La orden de las aperturas se publicará este viernes, aunque el protocolo no se publicará hasta la semana que viene, según Pérez, quien ha señalado que la prórroga del toque de queda y los confinamientos se publicará el lunes, cuando se cumple su caducidad.

Ha recordado que el protocolo fija la actividad en terrazas como una actividad de riesgo “medio” con lo que se puede ser más flexibles en su apertura. No obstante, ha advertido que es “fundamental” que “nos concienciemos todos de que el uso de mascarilla es imprescindible también en las terrazas, que solo nos las podemos quitar para comer y para beber”.

En este sentido, Villegas ha avanzado que la Consejería de Turismo, Juventud y Deportes impulsará una campaña con pegatinas, carteles y en medios de comunicación para concienciar a la población sobre el uso obligatorio de la mascarilla en terrazas “todo el tiempo”, ya que “solo se puede quitar en el momento exacto de la ingestión de bebida o comida”. El objetivo, añade, es que el riesgo de esta actividad pase de “medio” a “bajo”.

La situación se analizará de nuevo el próximo lunes y se estudiará qué municipios se suman a esta lista, según Pérez, quien ha afirmado que las medidas “podrían haber sido más flexibles en algunos municipios, pero todavía estamos en nivel 2 de riesgo asistencial, con 534 ingresos en los hospitales, 109 de ellos en la UCI, lo que es preocupante”.

Por ello, en base a esa fase 2, se acordó mantener el cierre perimetral y el toque de queda, de momento, hasta después del Puente de la Constitución, según Pérez, quien ha señalado que estos criterios permiten adoptarnos a la situación en cada territorio.

CAÍDA EN LA TASA DE INCIDENCIA

En la Región hay 51.000 personas que han sido diagnosticadas desde el inicio de la pandemia, aunque la Consejería de Salud estima que la cifra real de contagiados se eleva a 75.000, es decir, el 5% de la población, frente al 1,6% que se alcanzó en la primera ola.

El consejero ha recordado que la tasa llegó al 1% de la población contagiada en la Región en esta segunda ola, es decir, a unos mil casos nuevos diarios. “Eso quiere decir que en cualquier momento podíamos estar interactuando con un activo”, explica. Con esa tasa, añade, “es fácil que la gente que trabaja en centros sanitarios o sociosanitarios contraiga la enfermedad y, aunque se tomen todas las precauciones, acabe contagiando a los residentes, que son una población muy vulnerable”.

Ha recordado que el sistema sanitario lanzó una “señal de alarma” porque había hasta mil casos nuevos diarios, teniendo en cuenta que parte de esos casos acabarían en los hospitales y las UCI. “El nivel de contagios hacía prever que el sistema podía claudicar en dos o tres semanas”, ha aseverado.

Villegas ha señalado que “nos hemos acostumbrado” a ver cien pacientes por Covid de media ingresados en las UCI, pero recuerda que hay otros 80 o 90 pacientes que están ingresados en intensivos por otras causas, lo que es mucho a pesar de que el sistema puede hasta triplicar su capacidad llegado un momento dado gracias al plan de contingencia.

Comentarios de Facebook