Quantcast

Murcia endurece las medidas en un barrio por la alta incidencia en los últimos días

La Consejería de Salud ha endurecido las medidas en el barrio cartagenero de San Antón debido a la alta incidencia de COVID-19 que se ha registrado en los últimos días. Las nuevas restricciones afectan especialmente a los locales de hostelería de la zona y los comercios minoristas.

De esta forma, los aforos en bares y restaurantes de San Antón se reducen al 40% en el interior de los establecimientos y al 75% en las terrazas. Por su parte, las tiendas de alimentación y bebidas permanecerán cerradas desde las diez de la noche a las seis de la mañana, según informaron fuentes municipales en un comunicado.

Asimismo, Salud ha hecho especial hincapié en la necesidad de reforzar las medidas de prevención, tanto en las personas mayores de 65 años como en aquellas que pertenezcan a colectivos vulnerables, por lo que aconseja que permanezcan en sus domicilios, a excepción de para la realización de actividades de carácter esencial o imprescindible, reduciendo al máximo su interacción social.

La alcaldesa de Cartagena, Ana Belén Castejón, ha hecho un llamamiento a la responsabilidad y ha recordado que “la evolución de la pandemia sigue empeorando en Cartagena y no nos podemos permitir el lujo de bajar la guardia. Si no ponemos todos de nuestra parte para frenar los contagios, las medidas que Salud ha adoptado para el barrio de San Antón se tendrán que imponer en otros barrios. Lo más importante en este momento es la salud de todos”.

Todas estas medidas son de carácter temporal y van acompañadas de la obligación de cumplir todas y cada una de las pautas generales de prevención e higiene recogidas en la normativa vigente.

Comentarios de Facebook