Quantcast

Lehendakari dice que los altercados negacionistas son “inaceptables” y tienen “estrategias detrás”

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha afirmado que, con independencia de cómo se “quieran calificar” los incidentes registrados en las protestas contra las restricciones para frenar la pandemia, son “absolutamente injustificables y absolutamente inaceptables” y tienen “detrás estrategias”. Asimismo, ha apuntado que todavía “habrá que indagar algo más en cuáles son los verdaderos orígenes de estos desórdenes”.

En una entrevista concedida a Radio Euskadi, ha afirmado ser “consciente” de lo que supone que el pasado viernes asegurara en el Parlamento vasco que estos altercados “también son terrorismo” y ha animado a “mirar en el diccionario el significado de la palabra terrorismo y ver si es ajustado o no”.

Urkullu ha precisado que, con estas palabras, no estaba hablando de “la interpretación de terrorismo en el ámbito del Código Penal” y es “consciente de que hay una legislación excepcional” que aboga por que “no tenga que ser de esta manera”.

“Pero sí estoy queriendo hacer ver a la ciudadanía que estamos ante hechos que son absolutamente inaceptables, absolutamente injustificables y que, detrás de todo esto, hay estrategias que no sé si tienen una motivación política, esto es lo que todavía hay que descubrir, pero también hay estrategias de intentar subvertir lo que pueda ser un orden establecido, un sistema institucional”, ha explicado.

Según ha indicado, “más allá de eso incluso, fundamento que es terrorismo porque lo que se está haciendo es atentar contra la salud pública, el bienestar de la ciudadanía en general”.

El lehendakari ha destacado que “no son aislados, no son puntuales, sino que son convocados en red, se hacen de forma organizada, obedecen a movimientos que transcienden de la propia comunidad autónoma y del propio Estado español”.

Asimismo, se ha preguntado “qué pensarían” las personas que participan en estos actos –“sean considerados vandálicos, de delincuencia, de desórdenes públicos, como quieran considerarse”– si ellos o sus familiares “tuvieran que ser atendidos en el ámbito hospitalario, en camas UCI y estuvieran limitadas por la incidencia de la covid-19”.

En todo caso, ha insistido en que es necesario que “la ciudadanía piense que, detrás de esto, hay una estrategia y, por lo tanto, son absolutamente injustificables y absolutamente inaceptables”.

“No me voy a enredar en los términos. Yo quise hacer una llamada de atención porque estamos hablando de preservar la salud pública, de atender con los recursos públicos lo que es una incidencia individual y colectiva a nivel de sociedad en general”, ha subrayado.

INDAGAR MÁS

En relación a quién detrás de estos actos, ha señalado que se ha visto en las redes sociales que “algunas personas que han sido incluso condenadas en momentos anteriores por otro tipo de actos de delincuencia han podido ser identificadas también como pertenecientes a ideologías determinadas, de extremaderecha, pero también han confluido antisistemas, movimientos que se dicen de ultraizquierdas”.

Por ello, a su entender, “habrá que indagar algo más en cuáles son los verdaderos orígenes de estos desórdenes, estos actos violentos, que cada uno los quiera calificar como los quiera calificar”.

Comentarios de Facebook