Compartir

Las decisiones tomadas pueden no estar siendo las más acertadas

La construcción del carril bici en la única vía alternativa de la zona baja de la ciudad, continua dando muchos quebraderos de cabeza a los conductores, tras la decisión del gobierno municipal, sobre la colocación de un carril bici en una vía que según muchas opiniones era autosuficiente en convivencia entre peatones, ciclistas y conductores.

Al margen del desacierto de la colocación de unos bloques, que desde una asosiación de motociclistas cree un verdadero peligro su elección, lo cierto es que no se ha producido una decisión a la colocación de dicho carril vici, de manera consensuada como se ha podido comprobar,.

Tras las protestas de los vecinos y la gente que desarrolloa alguna actividad, profesional y estudiantil por la zona de Tomás Morales y que tenían como lugar de escape para aparcar, la citada vía, las obras continúan adelante con el fin de dar por finalizado cuanto antes dicho proyecto.

Los atascos como comentabamos van a ser desde ahora en adelante habituales, sobre todo en el tramo de Avenida de Escaleritas – Plaza de España, entre otras cosas porque se trata de una vía de gran intensidad de tráfico.

El tiempo como siempre dará o quitará razones, pero lo que no se recuperará será el tiempo perdido por los particualres y profesionales que se desplazan incluso en transporte público, que también se atasca como el resto delo tráfico.

Una ciudad cada vez más complicada para circularla, por la actividad en cuanto a ejecución de obras, que de manera descoordinada se suceden a lo largo de la mísma y sobre todo por la cada vez mayor peatonalización de zonas y el consiguiente cierre de calles.