Quantcast

Hosteleros de Melilla: La Policía impide a sus clientes recoger sus pedidos en sus locales

La Asociación de Empresarios de Hostelería de Melilla ha denunciado este domingo que la Policía impide a los hosteleros que sus clientes puedan recoger sus pedidos a domicilio, tras el cierre de sus locales como medida anti-Covid, mientras se permite ir a supermercados y a centros educativos.

La entidad que aglutina a los profesionales del gremio hostelero ha explicado que, tras decretarse desde este domingo el cierre total de cafeterías, bares, restaurantes y locales de copas por las dos próximas dos semanas para intentar frenar el aumento de casos de coronavirus, los locales que se habían acogido a la comida a domicilio “se han encontrado con un nuevo obstáculo”.

La asociación de empresarios hosteleros ha denunciado públicamente que, desde primera hora del día, se han encontrado con las fuerzas de seguridad en sus puertas impidiendo que los propios clientes que lo desearan pudieran recoger ellos mismos sus pedidos para llevárselo a sus casas.

“Hemos tenido a la Policía en las cafeterías para decirnos que no podemos servir cafés para llevar. Estábamos sirviendo en la calle, a puerta cerrada y nos han dicho que no”, ha explicado la organización que preside Chakib Mohamed.

Asimismo, han criticado esta rigidez con la hostelería mientras en otros sectores sí se puede ir en persona a recoger pedidos, como en tiendas y supermercados. “Si se puede comprar en cualquier establecimiento, ir a un centro comercial, ¿por qué no podemos servir comida para llevar con recogida en el local?”, ha preguntado.

La patronal de los hosteleros melillenses, además, ha asegurado que el consejero de Salud Pública, Mohamed Mohand (PSOE), les transmitió, en la reunión que mantuvieron a mediados de semana para comunicarles la decisión adoptada por el Gobierno de decretar el cierre total de la hostelería, que podían llevar a cabo esta actividad las dos semanas que va a durar el cierre.

“Ese fue el compromiso de Mohamed Mohand”, han apuntado desde la asociación, y, sin embargo, “nos hemos encontrado con la Policía en nuestros locales” para transmitirles con los pedidos a domicilio deben ser llevados por repartidores y no acudiendo los clientes a los propios establecimientos.

La Asociación de Empresarios de Hostelería espera que la Ciudad Autónoma de Melilla dé marcha atrás y les permita ejercer el servicio a domicilio tanto con repartidores como con clientes que acudan personalmente a recoger sus pedidos.

Comentarios de Facebook