Compartir

“Disfrutar de vivencias únicas y singulares en formato pequeño y de un turismo de calidad y excelencia”. Este es el objetivo marcado por el alcalde de Granada, Francisco Cuenca, de la iniciativa impulsada por el Ayuntamiento de Granada para acceder a salas de clausura y capillas conventuales cerradas hasta ahora para el visitante.

El proyecto ‘Patrimonio del Silencio pretende mostrar al público el desconocido y rico patrimonio que se oculta tras los muros de las salas de clausura y en las capillas de los conventos y monasterios de la ciudad de Granada.

Tras el acuerdo con las órdenes religiosas participantes en el proyecto, abrirán sus puertas tres hitos patrimoniales granadinos como son el Convento de las Monjas del Carmen, el Monasterio de San Jerónimo y el Monasterio de Santa Isabel la Real. Además, esta novedosa iniciativa incluye las capillas conventuales de la Piedad, Encarnación y Siervas –en el centro histórico- y las de Zafra y Tomasas y antiguo Hospital de la Tiña en el Albaicín; se ha incluido también la Parroquia del Sagrario, informa el Ayuntamiento de la capital granadina en un comunicado remitido a Qué Granada.

“Los granadinos y granadinas pueden adentrarse en ese patrimonio que se encuentra oculto, muchas veces porque son espacios de clausura, para disfrutar de vivencias únicas y singulares en formato pequeño, de una forma de turismo de calidad y excelencia que especialmente Granada puede ofrecer”, ha señalado el alcalde.

Ruta Agustina por el Albaicín

Esta iniciativa turística ha sido presentado en el Monasterio de Santa Isabel la Real –fundado en el siglo XVI por los Reyes Católicos y que ahora ocupa la comunidad de franciscanas Clarisas-, fruto de la colaboración entre la Fundación Albaicín, la empresa especializada Pórticos y las órdenes religiosas implicadas.

‘Patrimonio del Silencio’ incluye también un recorrido o Ruta Agustina por el Albaicín –orden implantada en este barrio desde el siglo XVI- que contempla la visita al Convento de Nuestra Señor de Loreto (Descalzos) el interior de la Iglesia de los Hospitalicos y Las Tomasas. Además, en un futuro se espera añadir al proyecto las Parroquias de San Pedro y San Pablo y la de Santa Ana.