Compartir

La Policía Nacional han desmantelado dos invernaderos de marihuana habilitados en sendas habitaciones de una casa en construcción ubicada en Granada en los que han intervenido 263 plantas de cannabis sativa, identificando al presunto titular de las mismas, un varón de 60 años y origen español.

La propietaria de una vivienda en construcción llamó al 091 para manifestar que había localizado en el interior de la misma dos habitaciones convertidas en invernaderos de marihuana.

Los agentes se personaron en la casa situada en la zona del Barranco del Abogado, corroboraron la información y observaron que las dos plantaciones estaban funcionando a pleno rendimiento, disponiendo de la infraestructura necesaria para favorecer el cultivo y crecimiento de las plantas de marihuana, con el soporte de un enganche ilegal conectado al alumbrado público de la calle.

Una vez realizadas las diligencias oportunas, los policías intervinieron un total de 263 plantas y desmantelaron su estructura, informa el Cuerpo Nacional de Policía en un comunicado remitido a Qué! Granada.

Al parecer la propietaria se encontraría realizando un proyecto de obras para legalizar la construcción y poder venderla, lo que había motivado su presencia en la vivienda y al abrir se habría encontrado con los invernaderos. Dicha construcción se habría iniciado unos 30 años antes y quedó paralizada debido a problemas familiares.

Los agentes realizaron una investigación que llevó a la identificación y  localización del presunto titular de los cultivos ilegales que resultó ser la ex pareja de la mujer y al cual le constan antecedentes policiales por hechos no relacionados con la presente actuación. Una vez finalizada la investigación los hechos han sido puestos en conocimiento de la autoridad judicial.