Compartir

El candidato a la Alcaldía de Granada por el PP, Sebastián Pérez, junto al portavoz de la campaña, César Díaz, han presentado una batería de medidas para mejorar el sistema de movilidad y avanzar hacia un modelo de transporte sostenible que cumpla, de verdad, con las reivindicaciones ciudadanas.

Tras tres años marcados por la “política de parcheo” promovida por el PSOE que no ha dejado de ejecutar cambios en la red de transporte público, Pérez ha apostado por avanzar hacia un modelo consensuado para llegar a todos los barrios, ganar viajeros,  reducir los coches y por tanto las emisiones contaminantes. “No se puede estar poniendo parches a la movilidad constantemente” ha manifestado Pérez quien ha anunciado que a partir del día 26 de mayo “vamos a cambiar de tendencia y a poner orden a la movilidad para lograr una ciudad más habitable y con menos contaminación”.

Autobuses ‘jubilados’ de otras ciudades

Sebastián Pérez también ha criticado la circulación de autobuses con más de veinte años por la ciudad como consecuencia de la nefasta gestión del equipo de Gobierno socialista. En este sentido, ha anunciado el compromiso del PP para renovar el 100% de la flota. Cabe recordar que el equipo de Gobierno socialista ha paralizado hasta cinco propuestas de renovación que Transportes Rober puso sobre la mesa. Por el contrario, decidió traer a Granada, según ha recordado Pérez, autobuses ‘jubilados’ procedentes de otras ciudades como Sevilla que circulan por la ciudad pintados de rojo.

El PP baraja una amplia batería de medidas para mejorar la movilidad y reducir la contaminación. Además de los proyectos ya presentados como el Cierre del Anillo o el eje subterráneo, el portavoz de la campaña, César Díaz, ha manifestado la apuesta decidida del PP por la creación de la línea 2 de Metro por el centro de Granada así como la ampliación de este medio de transporte por los municipios de la Cornisa Sur y Suroeste del Área Metropolitana.

Todo, en un programa de movilidad marcado por una visión metropolitana que contempla la creación de aparcamientos de borde, (ecoparkings situados en los accesos a la ciudad), la reconversión de parkings “deficitarios” en aparcamientos disuasorios mediante una política tarifaria que abarate los costes así como la ampliación de los aparcamientos para residentes.