Compartir
Fede Vico. Imagen: Granada CF / Pepe Villoslada

Una vez conquistado el ascenso a Primera División, las oficinas del Granada CF, ubicadas en el Estadio de Los Cármenes, “echan humo” en pos de planificar, de cara al próximo ejercicio liguero, un plantel de jugadores que garantice la permanencia de la escuadra rojiblanca en la recientemente alcanzada Liga Santander.

Desde la dirección deportiva rojiblanca se trabaja desde tres posiciones distintas. Una primera en la que se encuentran los jugadores con contrato en vigor que, salvo alguna excepción puntual, defenderán la camisola rojiblanca en la máxima categoría del fútbol español. Son los casos de Antonio Puertas, Álvaro Vadillo, Rodri Ríos, Rui Silva, Aarón Escandell, Ramón Azeez, Bernardo, Quini, Ángel Montoro, Germán Sánchez, Fede Vico y Víctor Díaz. Cabe destacar de los tres últimos futbolistas citados que Germán y Víctor Díaz renovaron recientemente sus contratos tras la excelente campaña que cuajaron en tareas defensivas en el último campeonato doméstico, llegando incluso a marcar goles decisivos ambos jugadores en algunos encuentros.

Por su parte, Fede Vico ratificaba su continuidad en el Granada después del ascenso de categoría, ya que la llegada a Primera División confirmaba la opción de compra que por contrato se había de ejercer desde la planta noble de Los Cármenes. Dicha cantidad asciende a 250.000 euros y su depósito en las arcas del CD Leganés convierte al jugador cordobés, de facto, en efectivo rojiblanco para el plantel que jugará en la mejor liga del mundo.

De otra parte, hay jugadores que interesan a la dirección deportiva rojiblanca si bien se ha de negociar con los clubes que cedieron a estos futbolistas a comienzos del pasado curso futbolístico al Granada. Son los casos de Alejandro Pozo, José Antonio Martínez y Fede San Emeterio. Los dos primeros tienen contrato con Sevilla y Eibar, respectivamente. Y no sería descartable su continuidad, de nuevo a modo de préstamo, en el plantel dirigido por Diego Martínez.

Capítulo aparte merece Fede San Emeterio, futbolista que vuelve a su club de origen, el Real Valladolid, y que salvo que haya alguna entidad que abone los doce millones de su cláusula de rescisión, tal y como se señala desde el club blanquivioleta, será jugador de la entidad de Pucela, a todos los efectos, durante el transcurso de la campaña venidera.

Por último, jugadores como Nico Aguirre, Alberto Martín, Adri Castellano, José Antonio González, Adrián Ramos o el propio Álex Martínez, jugador que finaliza contrato, podrían abandonar en breve la nave rojiblanca. De hecho, el futuro del ‘bicho’ Aguirre y de Alberto Martín, en estos momentos, se encuentra lejos de Granada. Los canteranos Castellano y José Antonio, muy probablemente, saldrán en calidad de cedidos hasta equipos de Segunda División con la intención de que se sigan formando en el fútbol profesional.

El colombiano Adrián Ramos es una incógnita en el próximo Granada de Primera División ya que aunque su cesión por parte del Chongqing Lifan, equipo de la primera división de China del que también es dueño John Jiang -presidente y propietario del Granada CF-, finaliza el 31 de diciembre del presente año, desde la entidad granadina se valora si iniciará o no el próximo campeonato de Liga Santander como jugador rojiblanco.

Por último, el futuro del centrocampista Fran Rico se trata con cariño desde la directiva granadinista. Con aún dos años de contrato no está claro si el gallego se vestirá de corto la temporada venidera o si por el contrario continuaría en el organigrama del Granada CF desarrollando otro tipo de actividad en la cantera rojiblanca, tarea que estaría aún por encomendar.