Compartir
Twitter

La Guardia Civil ha conseguido detener a un escurridizo y peligroso delincuente de Pinos Puente, un hombre de 26 años de edad, con numerosos antecedentes policiales, al que se le buscaba desde el pasado mes de marzo cuando supuestamente amenazó de muerte a un vecino y disparó contra la vivienda de éste y contra su vehículo tras una discusión por un altercado de tráfico.

Durante estos dos últimos meses la Guardia Civil ha hecho todo tipo de gestiones para intentar localizarlo en diferentes localidades de la provincia.

Tanto la Guardia Civil como la Policía Nacional lo han localizado y lo han intentado detener en tres ocasiones durante estos dos últimos meses sin que fuera posible hacerlo. En una de ellas incluso lesionó a un agente al que atropelló en la huida.

La detención se ha producido en el edificio de los juzgados de Granada. La Guardia Civil de Pinos Puente supo que el prófugo pudiera estar en un juzgado granadino y un equipo de agentes se dirigió hasta allí. Se desplegaron y cuando lo vieron lo rodearon, impidieron que se escapara y consiguieron detenerlo sin que ofreciera resistencia, informa la Guardia Civil en un comunicado remitido a Qué Granada.

El Equipo Territorial de Policía Judicial de la Guardia Civil de Armilla se ha hecho cargo del detenido y será el encargado de concluir la investigación y de instruir las diligencias pertinentes por los delitos de violencia de género, tres delitos de homicidio en grado de tentativa, un delito de tenencia ilícita de armas, un delito de atentado a agente de la autoridad, amenazas, varios delitos contra la seguridad vial por conducción temeraria, daños y lesiones.