Compartir

El presidente del Cabildo recibió al deportista tras convertirse en el primer español que entra en la liga más importante del mundo de artes marciales mixtas
El Rey Felipe recibirá al ‘Trota’, ahora apodado ‘El Guapo’, el próximo mes 
El Cabildo estudiará una colaboración porque paseará Gran Canaria por el planeta y será seguido por millones de espectadores

El grancanario Juan Espino ha sido propuesto por la Federación Española de Lucha a la Medalla de Oro Nacional al Mérito Deportivo tras convertirse en el primer español que entrar en la competición de artes marciales mixtas más importante del planeta, lo que le permitirá pasear el nombre de Gran Canaria por las mejores jaulas del mundo tras haber iniciado su carrera en los terreros de lucha canaria.

El presidente del Cabildo, Antonio Morales, recibió hoy al deportista y expresó junto al consejero de Deportes, Ángel Víctor Torres, su satisfacción por el logro del grancanario, que llega a la cima de este deporte, a la Ultimate Fighting Championship (UFC), a una edad que le permitirá estar al menos cinco años promocionando la Isla allí donde vaya, por lo que el Cabildo estudiará posibles colaboraciones, ya que esta competición además tiene millones de seguidores en los cinco continentes.

Primero apodado ‘El Trota’ y ahora ‘El Guapo’, Espino insistió en la felicidad que le genera haber dado una alegría de este calibre a tanta gente y por la repercusión internacional que ha tenido su triunfo en  el reality ‘The Ultimate Figther 28’, que le ha abierto la puerta a la mayor de las ligas de lucha mixta, ya que es equivalente a la NBA de baloncesto.

Está desbordado por los reconocimientos, como la recepción del Rey Felipe XI el próximo mes y el saque de honor entre la UD Las Palmas y el CD Tenerife este fin de semana, además de la propuesta a la Medalla de Oro Nacional que desveló en su recepción en el Cabildo.

A partir de ahora comenzará una nueva etapa en lo más alto como miembro de la franquicia UFC, donde su reto es lograr estar entre los 15 mejores del planeta, más inversión en entrenadores, una mejor alimentación y sobre todo mucho más trabajo, a lo que aseguró que está totalmente dispuesto, máxime cuando ahora contará con mayores recursos para respaldar una mejor preparación.

Juan Espino reconoció que haber sido luchador canario le ha ayudado a nivel competitivo, a estar tranquilo y a saber lo que significan las finales, y expresó estar muy orgulloso de que los terreros hayan sido sus inicios y por el homenaje que también recibirá este viernes en la luchada entre el Almogarén y el Unión Agüimes.