Compartir

Ponteareas, 12 de diciembre de 2018.-La Concellería de Nuevas Tecnologías que dirige Benito Márquez acaba de completar la renovación del Centro de Procesamiento de Datos municipal (CPD) del Concello de Ponteareas, una actuación con un coste total que asciende a 251.000 euros que mejora los sistemas de almacenamiento y gestión de la información del consistorio y de la cumplimiento a la Ley 39/2015 de procedimiento administrativo.

Este segundo centro de procesamiento pone fin a la precariedad informática heredada de muchos años atrás con equipaciones obsoletas y con procesamientos de información que no cumplían la legalidad. “ Con el nuevo Centro de Procesamiento de Datos a información municipal se guardará en dos lugares; en la propia casa consistorial y en el Centro Social donde se encuentran los servidores de respaldo”.

Benito Márquez señaló que “a partir de ahora se van a generar dos copias de seguridad de todos los documentos y además el consistorio contará con más capacidad de almacenamiento de archivos y correos”.

La renovación también llega en las equipaciones dejando atrás los PCs físicos y dando paso a terminales ligeras que permiten un ahorro energético del 95% y que conectan directamente con el centro de procesamiento. La Concellería de Nuevas Tecnologías adquirirá cien terminales ligeros que exigirán un menor gasto de mantenimiento.

“El bajo consumo de energía que supone el empleo de terminales ligeros de tan sólo 0,04 vatios constituye una importante apuesta por el uso racional de los recursos tan fundamental hoy en día”.

Esta nueva plataforma de equipos supone una notable merma de los costes, tanto energéticos (porque consumen el 5% del que consume un PC convencional), como de propiedad (al contener un software que permite gestionar y actualizar los escritorios de manera centralizada reduciendo el tiempo y los cuestes de administración, mantenimiento y operación).

Otra de las ventajas de sustituir los antiguos PCs por escritorios virtualizados Citrix es la mejora de seguridad y movilidad de los usuarios y usuarias. “Con los anteriores equipos informáticos era difícil poder eliminar el riesgo de pérdida, manipulación o robo de la información almacenada localmente; la nueva plataforma ofrece una protección completa de los datos ya que residen en dos centros de procesamientos”.

La seguridad se reforzó con mecanismos de identificación y autenticaciones a través de una tarjeta inteligente pudiendo acceder los y las usuarias a los datos y aplicaciones que precisen y que residen en el servidor. Además, emplea sistemas específicos de encriptación para cifrar la comunicación entre lo puesto de trabajo y el servidor.

Esta apuesta por tecnología inteligente camina en la línea marcada por la estrategia “Ponteareas, Hábitat Saludable” con el objetivo de conseguir una villa más sostenible y que mejore los servicios ofrecidos al vecindario.